Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Purga en el servicio penitenciario de Buenos Aires

Continuando con su batalla personal contra el delito y la corrupción, la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, Maria Eugenia Vidal, desplazó a 8oo efectivos del  Servicio Penitenciario Bonaerense por actos indebidos, sumariando además a casi cinco mil integrantes de la institución, por actos de abandono de servicio, delitos varios y corrupción. Fueron separados de su cargo casi setenta oficiales jefes de unidades carcelarias y de la plana mayor.

Las investigaciones llevadas adelante por la nueva administración, indican que miles de efectivos no cumplían con sus tareas de vigilancia y control de detenidos, estando en puestos administrativos o incluso solo cumplían con unas pocas horas de trabajo semanalmente, en especial los que pertenecían al escalón profesional, como médicos, psiquiatras y enfermeros.

La gobernadora ordeno investigaciones sobre todo el personal a cargo del servicio, que suma 23.000 efectivos, encontrándose numerosas deficiencias en el mismo y hechos de corrupción gravísimos. Casi 8.000 de ese total de integrantes de la fuerza realizaban tareas administrativas, en lugar de prestar servicio en los establecimientos penales, dándose la paradoja que en ciertas cárceles había más guardias que prisioneros, mientras que en otras había muy pocos efectivos para la compleja tarea de custodiar a los penados.

La dura lucha que lleva adelante la gobernadora Vidal , le ha granjeado la simpatía de buena parte de la población del país, aunque las constantes amenazas que recibe provocaron que tenga que vivir junto a sus familia en una base militar.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.