Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


La Força Nacional brasileña interviene para frenar la violencia en Río Grande do Sul

A petición del gobernador de Rio Grande do Sul, José Ivo Sartori, el presidente interino de Brasil,  Michel Temer, enviará cerca de 200 miembros de la Fuerza Nacional (Guardia Nacional) a Porto Alegre para ayudar a las autoridades locales a combatir la creciente ola de violencia surgida en las últimas semanas,  la cual se ha producido -principalmente- en la región metropolitana de Porto Alegre. En  reunión con Temer, Sartori también pidió la construcción de un centro penitenciario federal en el estado, para aliviar el problema de la superpoblación de las prisiones estatales y estaciones de policía.

En los últimos días, una médica fue asesinada en la capital, un triple asesinato se produjo en la cercana Alvorada y un hombre fue ejecutado en el Hospital San Lucas, perteneciente a la Universidad Católica de Rio Grande do Sul. Al final de la tarde de anteayer, una mujer que esperaba a su hijo fuera de la escuela ,cayó  cuando era una víctima de robo a mano armada. Ante esta situación, el Secretario de Seguridad Pública de Rio Grande do Sul, Wantuir Jacini- contrario a convocar fuerzas federales- solicitó el pasado jueves (25) su separación del cargo, y  se creó un gabinete de crisis  para manejar la situación,el cual será coordinado por el vicegobernador, José Paulo Cairoli.

En la búsqueda de ayuda del Gobierno federal, simultáneamente el gobernador Sartori fue a Brasilia para reunirse con Temer. Según el gobernador, el presidente en funciones prometió desplazar un contingente de la Fuerza Nacional para ayudar a la policía militar en la región metropolitana de Porto Alegre antes del lunes. "Este es el primer paso. Precisamos también armas, equipamiento, vehículos y también una prisión federal en la capital o el el estado, para ampliar nuestras acciones en el ámbito penitenciario de la seguridad ", dijo el jerarca. Según Sartori, el contingente incluirá 200 oficiales de policía, comandados por un oficial riograndense. Muchos efectivos, integraron el contingente destacado en los últimos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. "No discutimos el tiempo (que permanecerá) porque creemos que será el tiempo justo", dijo Sartori, al negar que su gobierno  haya sido lento en pedir este refuerzo.

La reunión contó con la participación del senador  Lasier Martins  para fortalecer la solicitud de la construcción de una prisión federal en el estado, la cual se justifica por "no haber más lugares en las cárceles" y hasta las estaciones están llenas de presos procesados. "Temer reconoció que el problema de la seguridad es uno de los más graves de Brasil y que se reunirá para atender  la solicitud del gobernador ", dijo Martins. El gobernador también pidió ayuda para iniciar una reforma en la Prisión Central. Además de los efectivos de la Fuerza Nacional, cuya labor estaría centralizada en las cárceles, permitiendo integrar a la represión al crimen unos 400 policías locales, Rio Grande do sul recibirá otros 30 patrulleros del gobierno federal. (Javier Bonilla)

Fotografía: Temer y Sartori por Fuerza Nacional.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.