Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Un Dauphin uruguayo y otro argentino en misión SAR sobre el Río de la Plata tras la caída de un Beechcraft B-200 en el que mueren 5 personas

(defensa.com) El Centro Coordinador de Rescate (Carrasco), fue activado en Uruguay ante la caída de una aeronave que se encontraba volando desde el aeropuerto de San Fernando en la ciudad de Buenos Aires hacia la ciudad de Carmelo, en el Departamento de Colonia, al sudoeste y muy próxima a la capital  argentina. Se trataba de una aeronave privada de matrícula argentina LV-CNT, modelo Beechcraft B- 200 King Air (perteneciente a la firma de indumentaria Kosiuko) a bordo de la cual viajaban un piloto y ocho pasajeros, todos  ciudadanos argentinos.

El operativo de rescate desplegó un helicóptero AS 365 “Dauphin” N2 del Escuadrón Aéreo Nº 5 (Helicópteros), FAU 091, con personal médico y rescatistas a bordo, para realizar las tareas de búsqueda y rescate y un avión C-212 “Aviocar”, del Escuadrón Aéreo Nº 3 (Transporte), para brindar apoyo de comunicaciones en la labor de rescate.

El helicóptero llegó al área de la aeronave siniestrada- con destrozos varios y sobre un banco de arena-   procediendo a realizar la operación de rescate de sus ocupantes, logrando extraer dos sobrevivientes con heridas de consideración y fracturas de entidad, que son inmediatamente trasladados al Aeropuerto de Colonia, destinados a centros hospitalarios de dicha ciudad.



Minutos antes, un helicóptero , también Dauphin, de la Prefectura Naval Argentina- matrícula P-41- ya había rescatado previamente a otros dos sobrevivientes presentando daños menores,  que fueron llevados al aeropuerto argentino  de San Fernando. También se habían aproximado al área embarcaciones Zodiac de la Armada Nacional Uruguaya y de la prestigiosa entidad privada de salvatajes ADES, que mantiene una base en Carmelo.

El personal rescatista de la FAU que permaneció en el lugar del siniestro, constató el fallecimiento de los restantes 5 ocupantes de la aeronave, entre ellos el piloto.

Inmediatamente se comunicó a la Prefectura Nacional Naval uruguaya, quien tiene jurisdicción en el área, quedando a partir de ese momento a su cargo la operación de recuperación de los cuerpos, con la correspondiente actuación de la Justicia competente.

Finalmente, se informa que una vez constatado el accidente se activó, a través del Ministerio de Defensa Nacional, la Comisión Investigadora de Accidentes e Incidentes de Aviación (CIAIA), que será la encargada de realizar la investigación correspondiente para establecer las causas del lamentable siniestro, aunque no se descarta una variable meteorológica coadyuvando al siniestro por la existencia de neblina en el entorno de Carmelo , si bien uno de los pasajeros dijo haber oído un ruido anormal en uno de los motores, poco después del despegue a Carmelo un vuelo que no demora más de 15 minutos. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.