Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Casi 400 militares y diversas aeronaves de la Fuerza Aérea de Brasil auxilian a los numerosos heridos del incendio de la discoteca del sur del país

Unos 400 militares del Ejército y la Fuerza Aérea- además de los elogiados efectivos de bomberos regionales- intervienen en las tareas de búsqueda o remoción de cuerpos, así como el traslado de los numerosos quemados en el incendio de la discoteca de la sureña ciudad de Santa María- importante sede militar, universitaria e industrial del Cono Sur- a la capital de Río Grande do Sul, Porto Alegre. La FAB ha trasladado a decenas de víctimas a los hospitales más importantes de la ciudad, inclusive, el de la propia Fuerza en la vecina  ciudad y Base Aérea de Canoas. La tragedia dejó, hasta el momento, unos 240 fallecidos, en un establecimiento nocturno cuya autorización de funcionamiento había expirado. Entre las víctimas, el Ministerio de Defensa informa, que, hasta ahora, se contabilizan 8 militares. La mayoría eran estudiantes de algunos de los prestigiosos centros académicos locales.

La presidente Rousseff se trasladó a Santa María, mientras la FAB dispuso el envío de aeronaves Hércules C-130, EMB-120 (C-95) y C-295 con elementos de Hospital de Campaña, médicos y personal sanitario,particularmente especializado en quemaduras exteriores y de las vías respiratorias-de su reconocido Centro de Tratamiento de Quemados del Galeao- determinando además que los helicópteros Black Hawk basados en la urbe afectada, establecieran una suerte de Puente Aéreo con destino al popular y céntrico Parque Farroupilha de Porto Alegre, a cuyo alrededor se centralizan gran parte de los institutos de salud de la ciudad, hacia donde fueron trasladados los pacientes. Otros heridos llegaban en aviones de ala fija a Porto Alegre y la vecina  Canoas, mientras algunas aeronaves transportaron respiradores desde la ciudad paulista de Sorocaba.

De la misma manera, helicópteros del Sistema de Atención Médica de Urgencia del vecino estado de Santa Catarina.

Hasta ahora se sabe que los músicos-uno de los cuales murió- que estaban presentando un show en el establecimiento utilizaron dispositivos pirotécnicos prohibidos, que precipitaron el foco igneo, luego del cual se produjeron gases letales que acabaron con la mayoría de los desaparecidos en el evento, coadyuvando enormemente con el desarrollo de la tragedia, el hecho de que la seguridad del local, impidió al público utilizar la salida principal del lugar, en una actitud similar a la que mantuvieron  similares funcionarios años atrás en un centro comercial  paraguayo, con resultados similares.La legslación brasileña, además, prohibe tajantemente el uso de material pirotécnico en ambientes cerrados. Los extintores, por otra parte, estaban vacíos, porque, imprudentemente, un artista en un show anterior, habría usado algunos para efectos especiales.

Algunas redes de comunicación internacionales, como BBC News han mostrado una señal de alerta frente al hecho de que Brasil pueda ser el organizador del próximo campeonato mundial de Fútbol y Río de Janeiro  las próximas Olimpíadas, en 2014 y 2016, respectivamente, aunque hechos luctuosos de este tipo han tenido lugar precisamente en China o Estados Unidos.

El suceso, sirve, además, de referencia regional, ya que, tanto en Argentina, como en Uruguay, se vienen produciendo una serie de incidentes por el porte y el uso de pirotecnia, entre simpatizantes de equipos de fútbol o balón cesto, alguno de los cuales, sumado a la utilización de tiros al aire, han provocado recientes bajas o heridos en Montevideo, entre vecinos de estadios deportivos. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.