Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Tigres españoles sobre Afganistán

Ante el estreno de la película Zona Hostil, hemos querido recuperar en defensa.com el reportaje publicado en nuestra Revista Defensa en febrero de 2013 que, bajo el título Tigres españoles sobre Afganistán, las FAMET se refuerzan, abordaba aquel despliegue y narraba el incidente que este film recrea. Es la historia del espectacular rescate que en agosto de 2012 realizaron  las fuerzas españolas de un Super Puma del Ejército del Aire y su tripulación, que había volcado al tomar tierra en las cercanías de Bala Murgab, cuando se intentaba evacuar de noche a tres soldados del US Army heridos.

 

 

 

Tigres españoles sobre Afganistán las FAMET se refuerzan

Tras más de 10 años de conflicto en Afganistán, España está llevando al país asiático nuevos medios de combate. Durante la próxima primavera se desplegará en la Base de Herat una patrulla de tres helicópteros de ataque Eurocopter “Tigre”, pertenecientes a las FAMET (Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra).

El año 2013 será muy decisivo, tanto para Afganistán como para la mayoría de los países que aportan a la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad, o ISAF (International Security Assistance Force), entre los que está España. Así, tras 12 años de presencia de la coalición internacional liderada por la OTAN, toca empezar a replegar los entorno a 100.000 efectivos que forman la ISAF y traspasar la responsabilidad a las fuerzas del Ejército Nacional Afgano, o ANA (Afghan National Army). La retirada deberá estar completada en 2014, año que se dedicará más a la formación del ANA que a las tareas de combate contra los insurgentes, terroristas de Al Qaeda, delincuentes y demás grupos que desestabilizan al Gobierno de Kabul.

Foto:  El “Chinook” del BHELTRA-V llegaba a Herat con el accidentado “Super Puma” colgando mediante una eslinga (foto BHELTRA-V).

 

De cara a este vital periodo, España quiere tener mayor capacidad aeromóvil en el teatro de operaciones, para apoyar el repliegue de una gran parte de nuestro personal y material. En esta operación se retirará totalmente el fuerte contingente, en su mayor parte del Ejército de Tierra (ET), de la provincia de Bhagdis y los puestos avanzados de la ruta Lithium, el vital cinturón que permite las comunicaciones en la provincia. Este repliegue está perfectamente coordinado con los aliados de la ISAF y el ANA, que va asumiendo gradualmente las tareas de seguridad en solitario. Una de las claves para la operación será contar con una mayor presencia de efectivos y helicópteros de las FAMET.

Desde el inicio de sus operaciones allí, en el año 2004, las FAMET han mantenido permanentemente en el país 3 ó 4 helicópteros, encuadrados en la denominada Unidad Española de Helicópteros en Afganistán, o ASPUHEL (Afghanistan Spanish Unit Helicopter), a la que se añade el número del relevo. Esta fuerza, que actualmente ya tiene sobre el terreno 6 aeronaves (3 de transporte y de 3 de maniobra), será reforzada el próximo mes de marzo con 3 Eurocopter EC665 Tigre, o HA-28 (Helicóptero de Ataque), según designación militar española, encuadrados en el Batallón de Helicópteros de Ataque (BHELA)-I de la Base de Almagro (Ciudad Real), junto a   varias tripulaciones (piloto y piloto operador de armas o tirador), especialistas y personal de apoyo.

Foto: Un “Cougar” en el interior de la bodega del An-124 (foto Julio Maíz).

 

Este contingente rotará a los cuatro meses del despliegue, previsto inicialmente para ocho o nueve meses. El Batallón alinea actualmente 6 Tigre de la versión denominada HAP (Helicóptero de Apoyo y Protección), una máquina de transición que está siendo muy útil para la instrucción e ir formando una eficaz fuerza de helicópteros de ataque. Su principal misión será ayudar a proteger la salida de los 900 militares españoles y su equipo de la provincia de Badghis que, por vía terrestre principalmente, llegarán al aeropuerto de Herat. La ruta entre Qala I Now, capital de Badghis, y Herat es de sólo 165 km., pero se tarda 7 ó 8 horas en recorrer, debido a las malas condiciones de la ruta. También se deberá cubrir el repliegue de los puestos de combate avanzados (Magan, Muqur y Ludina), que protegen la referida ruta Lithium, hasta la propia Qala I Now.

Foto: Personal del BHELA-I coloca cohetes de 68 mm. en uno de los lanzadores de un “Tigre” (foto BHELA-I).

 

Una gran preparación

El debut operacional del BHELA-I en Afganistán se lleva preparando largo tiempo mediante un continuo entrenamiento, que se certificaba en  junio de 2012 con la declaración de la Full Operational Capability (FOC), que los permite participar en cualquier misión de combate de la OTAN. Otra de las claves del despliegue es que el Batallón cuenta con un núcleo estable de tripulaciones que han ido adquiriendo una gran experiencia con el material, tras haber completado un gran número de horas de vuelo. Este personal, de los que la mayor parte lleva en la unidad al menos desde 2007, se completa con un excelente cuadro de mecánicos, armeros y demás técnicos, que están logrando exprimir al máximo las posibilidades de los HAP.

Igualmente, para la División de Operaciones del ET es un gran reto este primer despliegue de una unidad de combate de helicópteros. Esto nos lleva al que sería el segundo objetivo de la misión: evaluar las capacidades reales y sacar conclusiones, cara a la gradual incorporación de 18 de los nuevos Tigre de la versión denominada Helicóptero de Ataque y Destrucción (HAD). La misión del destacamento del BHELA-I se prolongará durante los meses cruciales del repliegue, en los que se dará escolta tanto a las columnas terrestres como a los helicópteros de transporte. La labor entonces tocará a su fin, ya que el personal español que quede estará sito en Herat, en labores de instrucción del ANA, con lo que no habrá largos desplazamientos que exijan la escolta de los Tigre.

Foto:  En Afganistán están presentes 3 “Cougar” y 3 “Chinook” (foto FAMET).

 

Durante 2012, la fuerza que se desplegará en Afganistán ha intensificado su formación con diversas maniobras. Los últimos meses son los más importantes, ya que se realiza un intenso entrenamiento en el Centro de Simulación de las FAMET sito en la Base de Almagro y en las zonas de instrucción cercanas. El constante entrenamiento incluye también maniobras en el Centro Nacional de Adiestramiento (CENAD) de San Gregorio (Zaragoza), donde se intentan simular las condiciones (temperaturas extremas, fuerte viento, polvo, etc.) que se van a encontrar las tripulaciones en el teatro de operaciones. Respecto a las prácticas de tiro con el armamento (cañón y cohetes) y el test de los sistemas de autodefensa, se realizan en el polígono de tiro de las Bardenas Reales (Navarra), que gestiona el Ejército del Aire (EA). También durante un reciente despliegue realizado el pasado mes de noviembre en el CENAD de Chinchilla (Albacete) se efectuaron ejercicios de fuego real.

Foto:  Un “Chinook” rodando en la Base de Herat y detrás se puede apreciar un “Cougar” (foto FAMET).

 

Recordemos que el Tigre está armado con un cañón automático Nexter de 30 mm., dotado de 470 proyectiles y montado bajo el morro. También opera y llevará durante su despliegue en Afganistán los lanzacohetes de 68 mm. de la firma gala TDA, de los que puede portar hasta un total de 4 (2 de 22 y 2 de 12, lo que suma capacidad para 68 cohetes), que se fijan bajo las semialas que lleva. En general con este moderno pero poco costoso armamento se puede realizar una más que oportuna protección de las columnas. Estamos ante un conflicto asimétrico en el que los helicópteros utilizan poco los caros misiles aire-tierra.

Resaltamos que algunos miembros de las FAMET han estado incluso en Kabul en misión de reconocimiento, observando in situ la actuación de los Tigre galos del 5º Regimiento de Helicópteros de Combate (RHC), que están desplegados desde el verano de 2009 en Afganistán. Con este Regimiento de la Aviación Ligera del Ejército de Tierra, o ALAT (Aviation Légère de l’Armée de Terre) los miembros del BHELA-I tienen un contacto muy habitual.

 

Preparando el material de vuelo

El BHELA-I destinará 4 de sus 6 Tigres a la misión afgana, los 3 que se desplazarán más 1 que quedará en reserva en Almagro, por si se necesitara mandarle al país asiático para sustituir a alguno de los tres enviados. El Tigre es un excelente aparato que precisa la gran revisión sólo cada 400 horas de vuelo, trabajos que se han realizado en los 4 citados aparatos previamente a su envío. La idea es que se pueda realizar un cálculo de planteamiento para poder volar en el escenario unas 30 horas por aparato al mes. También estos 4 Tigre han sido modificados en Almagro por personal de la planta de Eurocopter de Albacete, trabajos consistentes en cargar una actualización del software y la instalación placas de protección balística adicionales y filtros de arena.

Foto: “Tigre” de la ALAT gala vuela sobre las montañas de Afganistán (foto USAF).

 

En primavera los Tigre volarán a la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), donde personal del BHELA-I les desmontará las palas para que quepan todos en el gigantesco transporte Antonov An-124, que posiblemente, aún no se ha concretado, los llevará a Herat. Una vez allí, el personal del Batallón, que se integrará en el ASPUHEL-XXXII, los montará y, tras las preceptivas pruebas de vuelo, estarán listos para cumplir su misión. En caso de ser necesario mandar el helicóptero de reserva, se podría utilizar alguno de los Ilushyn Il-76 que regularmente enlazan España con Afganistán, o en un  Boeing C-17 de la USAF o del programa de transporte de la OTAN. En todo caso, ésta sería una opción mucho más barata que contratar un An-124. En este apartado resaltamos que el nuevo avión A400M cuando esté en servicio podrá realizar este tipo de transporte.

La responsabilidad de formar la ASPUHEL le corresponde en cada ocasión a uno de los Batallones que componen las FAMET. Así, el actual relevo se formó mayoritariamente con personal y medios del Batallón de Helicópteros de Maniobras (BHELMA)-III, que tiene base en Agoncillo (La Rioja). Este Batallón reúne en su plantilla, al menos teóricamente, ya que cede algunos a otras Unidades, la totalidad de los Eurocopter AS532UL Cougar en servicio, que actualmente ascienden a 14 unidades. Los 3 destinados a Afganistán acaban de ser sometidos a la revisión mayor, denominada Alfa-Tango, por lo que están al máximo de su potencial de horas de vuelo para cumplir la dura misión encomendada en el teatro de operaciones afgano.

La preparación de la misión abarca prácticamente el año antes, durante el cual el personal que va destinado a formar la ASPUHEL se adiestra concienzudamente, tras ser seleccionado según las cualificaciones requeridas para realizar  la misión. Los últimos seis meses son los más importantes, ya que se realiza un intenso entrenamiento, que incluye unas maniobras en San Gregorio y prácticas de tiro con las ametralladoras MG3 de 7,62 mm. que portan los helicópteros constantemente durante el despliegue en Afganistán y el test de los sistemas de autodefensa en el referido polígono de tiro de las Bardenas Reales.

Foto:  El PCHMEL supervisa como personal de Antonov Design Bureau sube un “Cougar” a su An-124 (foto Julio Maíz).

 

Tras el duro entrenamiento, el pasado 19 de octubre, presidido por el general jefe de las FAMET, Francisco Javier Sancho, se realizó el acto de despedida del ASPUHEL-XXXII, que consta de 57 efectivos de FAMET, de los que 43 pertenecen al BHELMA-III. Resaltamos que casi la mitad de este personal ha participado con anterioridad en misiones en Afganistán, ya que para el BHELMA-III será su sexta rotación en este escenario de combate. El personal del nuevo ASPUHEL, encabezado por el teniente coronel Mariano Arrazola, jefe del BHELMA-III, viajó junto al resto de la Fuerza Española en Afganistán, o Afganistan Spanish Force (ASPFOR)-XXXII, a ese país a finales de noviembre. Por delante les quedaban seis meses de intenso trabajo, en los que, además de ir dando los pasos para el repliegue, se deberán mantener las misiones de cooperación y de seguridad en este olvidado rincón del planeta.

 

Los helicópteros “Cougar” y los pesados “Chinook”

Respecto a los 3 helicópteros Cougar, salían de Torrejón de Ardoz el 26 de noviembre a bordo de un An-124 perteneciente a la ucraniana Antonov Design Bureau. Previamente al embarque se desmontaron las palas principales, la cabeza del rotor, el estabilizador de vuelo, una antena y dos de las palas del rotor de cola, una labor que realiza el personal del Parque y Centro de Mantenimiento de Helicópteros (PCMHEL). Las referidas piezas se montaron una vez llegados los helicópteros a la ampliada base aérea de Herat por parte del personal del ASPUHEL y, tras las correspondientes comprobaciones y pruebas de vuelo, puestos en servicio.          

En esta instalación, sede del ASPUHEL, tienen además base los demás helicópteros de la OTAN asignados al Mando Regional, o RC (Regional Command) Oeste de la ISAF, incluidos 3 Eurocopter AS332 Super Puma del EA, cuyo principal rol es el de Evacuación Sanitaria (EVASAN), aunque los españoles también operan desde la base de Qala I Now, en la citada provincia de Baghdis de la que las tropas de nuestro país tienen la responsabilidad principal y donde se están produciendo los principales combates. Como nos comenta el teniente coronel Arrazola: Estamos siempre bajo las ordenes del RC West, cuyo Cuartel General es quien nos asigna misiones o “task”, por lo que igual que podemos realizar misiones de transporte táctico o logístico, llevando personal o material español, también nos asignan otras a favor de los italianos, estadounidenses, eslovenos…

Foto:  Un equipo de TACP de Infantería de Marina que opera en Afganistán, suben a un “Chinook” de las FAMET (foto Ministerio de Defensa).

 

La gran novedad en el caso del ASPUHEL-XXXII y XXXIII es que operarán, además de con el referido terceto de Cougar, con los 3 Boeing CH-47D, que llevan ya un año en el escenario. Estos 3 Chinook, pertenecientes al BHELTRA-V, que tiene base en Colmenar Viejo (Madrid), han pasado una revisión Alfa-Tango, dado que habían agotado casi su potencial de horas de vuelo. Pero en esta ocasión y para ahorrar gastos, en vez de ser traídos a España esta revisión se realizó en la Base de Kandahar (Afganistán) y, además, al mismo costo que se les aplica a los aparatos del mismo tipo estadounidenses. En esta importante instalación de Estados Unidos el US Army tiene montado su propio sistema de mantenimiento de helicópteros asistido por contratistas civiles de esa nación, debidamente homologados por Boeing Helicopter. Esta labor, además de en la numerosa flota de Chinook del US Army, se ha realizado en ejemplares del mismo modelo de otros países que operan en este conflicto, como Holanda y Australia.

Durante este último año, los hombres y mujeres del BHELTRA-V, que han compuesto el grueso de los ASPUHEL-XXX y XXXI, han tenido un arduo trabajo en el escenario. Reseñamos que el pasado mes de agosto realizaron el espectacular rescate de un Super Puma del EA y su tripulación que había volcado al tomar tierra en las cercanías de Bala Murgab, cuando se intentaba evacuar de noche a tres soldados del US Army heridos. Tras el incidente, durante casi cinco horas los miembros del ET y del Ejército estadounidense lucharon contra los insurgentes que hostigaban la operación de rescate del helicóptero. Finalmente tras asegurar la zona, un Chinook evacuó a los 9 ocupantes del Super Puma y otro transportó estibado al averiado helicóptero, en una operación que se realizaba por primera vez por las FAMET y en un escenario tan hostil. 

La misión finalizaba brillantemente al dejar a los evacuados y a su helicóptero en la base de Herat, tras una escala en Qala I Now para realizar una mejor estibación del averiado helicóptero. Destacamos que gracias a esta acción se pudo salvar el Super Puma, que fue también devuelto a España en un Antonov para su reparación. Recordemos que otro Super Puma del EA se accidentó de manera similar el 25 de septiembre de 2007 y hubo de ser destruido por no poderse recuperar, ante el continuo hostigamiento de los insurgentes.

Foto: En noviembre se transportaron 3 “Cougar” a Afganistán a bordo de un An-124 de Antonov Design Bureau (foto Julio Maíz).

 

Hasta la primavera, el BHELTRA-V tendrá la referida quincena de miembros que mantendrán en vuelo los aparatos, quedando el principal trabajo para los Cougar, que en esta época invernal tienen su potencial al máximo con unos costes operativos inferiores a los del Chinook. Posteriormente, cuando lleguen las altas temperaturas, sus prestaciones se ven afectadas por el calor, situación que coincidirá con la fase más importante del repliegue, por lo que el refuerzo de los CH-47D será muy importante. Por tanto el BHELTRA-V irá reforzando su plantilla en la zona para operar simultáneamente los tres aparatos. Con ello, y sumado el personal del BHELA-I, los ASPUHEL-XXXII y XXXIII tendrán un poco más de un centenar de efectivos.

Será el vital momento, que dependerá mucho de la actividad insurgente, en el que se deberá transportar por vía aérea el material sensible desde Baghdis a Herat, como son los sistemas C3 o vehículos muy vulnerables a los ataques, además de personal. Los Chinook serán muy útiles también si se activa en Herat una Fuerza de Reacción Rápida, o QRF (Quick Reaction Force). Este tipo de fuerza, habitual en el teatro de operaciones, se compondría de una Compañía de Infantería, unos 120 efectivos, que se mantendría activada 24 horas al día. Sería helitransportada a bordo de los helicópteros españoles y del Ejército italiano, que tienen en la base de Chinook y desde el pasado verano 5 NH90 y apoyada tanto por aviones de combate como por helicópteros, como los Tigre españoles o los A129 Mangusta italianos, ya veteranos en Herat.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.