Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Museo de la Mineria y de la Industria de Asturias recibió del Ministerio de Defensa la cesión de un graneador de 1890 procedente de la Fábrica de Polvoras de Murcia

(defensa.com) El acto de cesión del “Graneador de Congreve” contó, entre otras autoridades,  con la presencia del Presidente del Principado de Asturias,  el delegado de Defensa y el  Presidente de MAXAM. El Presidente del Principado destacó la colaboración entre la administración central y autonómica con la iniciativa privada que se ha dado en la incorporación de esta nueva e importante pieza a la Casa del Explosivo del MUMI. Resaltó también el papel de la Fundación MAXAM en la preservación del patrimonio histórico minero colaborando con el que es “uno de los mejores museos de Asturias”.

Este graneador procede de la fábrica de Murcia, propiedad del Ministerio de Defensa español y cuya gestión fue cedida  a  EXPAL en el año 2010. Fabricado en 1890 en Birmingham y comprado por el cuerpo de artillería del Ejército Español para modernizar sus entonces instalaciones de fabricación de pólvora de Murcia, el proceso de recuperación y restauración ha sido posible gracias a la colaboración de los organismos e instituciones implicadas, Ministerio de Defensa, Fundación MAXAM y Museo de la Minería y de la Industria de Asturias (MUMI).

El proceso de recuperación íntegra de la maquinaria para su exposición en la Casa del Explosivo ha conllevado una primera fase de desmontaje del graneador de su ubicación original por el personal técnico de EXPAL y, tras el traslado a Asturias,  cuatro meses de trabajo de restauración por el  equipo del MUMI. De diseño neogótico, las dimensiones del graneador son 8 metros de longitud, 1,5 de anchura y 4 de altura, y un peso de 5 toneladas de materiales como bronce, latón, cobre y maderas de caoba y nogal, entre otras. La instalación incluye algunos de sus complementos: ejes motores y ruedas tractoras.

Es el único graneador de este tipo y época tanto en un museo español como en uno europeo. Su valor patrimonial radica también en su historicidad y características técnicas y artísticas.  El graneador es la pieza que completa la línea de fabricación de pólvoras de la  Casa del Explosivo, inaugurada en 2003 y que  refleja la evolución del sector de los explosivos y su aportación al desarrollo industrial y al progreso económico y social a través de las piezas cedidas por  MAXAM desde sus centros de producción repartidos por todo el mundo  (ej. España, Bulgaria, EE.UU., Portugal, Francia,…).

En palabras de Santiago Romero, el Director del MUMI, la pieza incorporada en el día de hoy, el Graneador de Congreve, “completa la colección y el discurso museográfico de la Casa del Explosivo centrado en las dinamitas y las pólvoras, por ser los explosivos históricos más representativos y conocidos.”


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.