Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ministerio de Defensa español actualiza el RFI del blindado 8x8 y reduce los candidatos a cinco, que deberán estar listos en 2018

(defensa.com) El Ministerio de Defensa se ha puesto en contacto con cinco empresas de cara a la obtención de información sobre sus posibles candidatos para el programa de vehículo blindado 8x8 del Ejército de Tierra. Lo ha hecho a través del formato oficial de Request for Information (RfI). En 2009 se emitió un documento similar pidiendo información a ocho fabricantes, lo que supone la  reducción de las posibles candidaturas para este vehículo blindado.

 

 

Según nos confirma el Ministerio de Defensa, sí que se ha producido el envío del RFI a los fabricantes, solo que dicha información no sería para la selección de los vehículos propiamente dicha, sino para el desarrollo de los programas tecnológicos del vehículo 8x8. En 2009 se contactó con el consorcio formado por las empresas italianas Iveco y Oto Melara, con la alemana Krauss Maffei Wegman (KMW), con la francesa Nexter, asociada a la española GTD, con la finlandesa Patria, la británica BAE Systems, concretamente su división sueca Hagglunds, la filial australiana de Thales, la estadounidense General Purpose Vehicles (GPV) y con General Dynamics Santa Bárbara Sistemas.

Ahora estas posibles ofertas se han reducido a cinco, manteniéndose el consorcio formado por Iveco y Oto Melara que oferta el Freccia, Nexter con su VBCI, Patria con el AMV, ARTEC (formada por KMW y Rheinmetall) que concurre con el Boxer y General Dynamics Santa Bárbara Sistemas que haría lo propio con el Piraña V. Se trata de cinco plataformistas, cuatro de ellos internacionales y la filial española de un grupo estadounidense como es General Dynamics que deberán suministrar a la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) los datos solicitados antes del verano.

Aunque demorado durante mucho tiempo, el programa 8x8 va dando sus primeros pasos en firme después de que en los presupuestos de Defensa del ejercicio 2015 se incluyera por primera vez financiación para siete proyectos tecnológicos relacionados con este vehículo, por un total de 41 millones de euros. Si bien se ha acumulado un retraso considerable en el programa, resulta lógico actualizar el RFI puesto que aun tratándose de algunos  modelos ya de sobra conocidos en el sector, los fabricantes han aprovechado estos últimos seis años para actualizar las características de sus vehículos, dotándolos de nuevos sistemas y prestaciones. Estas mejoras se centran en áreas como la de blindajes, capacidad de carga, sistemas de comunicación y observación, armamento, generación eléctrica o propulsión.

Entre los cinco, el candidato que probablemente parta con mayor ventaja es el Piraña V de General Dynamics Santa Bárbara Sistemas entre otros factores porque la filial española dispone de capacidad productiva con la que se podría acometer su fabricación nacional. Entre las plantas de Sevilla y Trubia ya se están realizando trabajos para otros vehículos blindados como el Scout SV para el programa británico o el propio Piraña V que ha ganado el concurso danés recientemente.

También jugaría a su favor la incorporación de una transmisión de la empresa española SAPA, si bien las demoras sufridas por el programa Pizarro en este sentido no han resultado positivas. El Ministerio de Defensa apostó por una nueva transmisión nacional para estos vehículos que espera poder incorporar también al 8x8 pero que se ha retrasado y no ha dado los resultados esperados, afectando a la segunda fase del programa Pizarro.

El Piraña V pudo verse en la reciente edición del salón HOMSEC, igual que otro candidato que está bien posicionado como es el Freccia italiano cuyo pariente el Centauro se encuentra en servicio hace años en el Ejército de Tierra, lo que redundaría positivamente en términos de logística. Además tanto Iveco como Oto Melara disponen de instalaciones en España donde se podría llevar a cabo parte de la fabricación, si bien en el caso de Iveco, la reestructuración que anunció recientemente ha arrojado dudas acerca de donde se fabricarían los vehículos en caso de ser elegidos.

En HOMSEC no estuvo presente el VBCI francés que está en servicio en el Ejército de Tierra de dicho país y que en su última configuración está siendo evaluado en el Reino Unido. Tampoco acudió Patria con su AMV que ha sido ampliamente exportado ni el consorcio ARTEC con el Boxer, en servicio en Alemania y Holanda. En este sentido, defensa acudió a la edición de este año de HOMSEC durante la que tuvo lugar una conferencia dedicada a este programa a cargo del Comandante José Aquilino Pinto Gómez, de la Jefatura de Ingeniería del Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra (MALE). Su intervención y el posterior turno de ruegos y preguntas aportaron datos interesantes acerca de la evolución actual del programa. En relación con éste, el Ejército de Tierra realizó un trabajo previo de elaboración de requisitos de Estado Mayor, consciente de que según se ha podido comprobar, el 80% de los problemas que se han detectado tienen su raíz en unos requisitos erróneos.

Los objetivos actuales del programa 8x8 son básicamente dos: en primer lugar obtener varios prototipos calificados de las diferentes versiones para reducir los riesgos y, por otra parte, impulsar las capacidades tecnológicas de la industria nacional. Estos desarrollos deben ponerse en marcha ya, puesto que los planes del Ministerio de Defensa contemplan disponer dentro de dos años y medio de un prototipo totalmente integrado y cualificado en las distintas versiones. Ello permitiría en tres años iniciar la fabricación del vehículo.  En estos momentos el proceso se encontraría en la fase denominada “determinación de la alternativa de obtención”, de gran complejidad debido al volumen de datos a analizar en ámbitos como el industrial, el tecnológico, la cooperación industrial o el ciclo de vida del vehículo. Se han determinado ya las versiones: de transporte de personal o de línea, vehículo de exploración de caballería, combate de zapadores, puesto de mando móvil y observador avanzado. Igual sucede con los sistemas de armas (torre tripulada, torre no tripulada y estación de armas, las dos primeras en calibre 25 o 30 mm. y la última en 12,70 mm.).

Según el Comandante Pinto, de las tres áreas que caracterizan un vehículo blindado, como son la protección, la movilidad y la potencia de fuego, los escenarios recientes han hecho que el factor que más ha evolucionado haya sido el de la protección, con el desarrollo de vehículos especializados como los MRAPs. Sin embargo el 8x8 del Ejército de Tierra debe retomar la importancia de los otros dos factores. El área de integración de sistemas, arquitecturas e incluso la coordinación de las empresas participantes despierta aún ciertas incertidumbres, de ahí que en la conferencia y durante el posterior turno de ruegos y preguntas haya quedado claro que el Ministerio de Defensa quiere que haya un contratista o plataformista principal que será el que lidere cada una de las propuestas bajo las que se integren las empresas proveedoras de sistemas concretos. (J.N.G.)

Fotografías:
·Freccia en Homsec 2015 (foto autor)
·Piraña V en Homsec 2015 (foto autor)
·El Freccia podría ensamblarse en España (foto autor)
·La transmisión SG850 de SAPA (foto autor)
·Generador de 75 Kw de SAPA mostrado en el stand de General Dynamics Santa Bárbara Sistemas en Homsec 2015 (foto autor)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.