Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Indra presenta su sistema inteligente ARMS de detección e inhibición de drones

El ARMS, Anti RPAS Multisensor System, ha sido diseñado para proteger espacios especialmente sensibles como edificios oficiales, plantas industriales o aeropuertos en los que la presencia de este tipo de aeronaves puede representar un problema de seguridad. El sistema de Indra detecta a las aeronaves remotamente tripuladas mediante un radar que ofrece un alcance de varios kilómetros. Adicionalmente, una cámara infrarroja puede confirmar la información del radar.

En una siguiente fase y mediante el uso de un inhibidor de frecuencia en distintas bandas, el sistema ARMS de Indra procede a anular la señal de los equipos de geolocalización del dron así como su enlace de comunicaciones con la estación de control desde la que se maneja. El sistema ARMS se gestiona desde una consola que permite configurar las zonas de detección y las acciones a realizar por el sistema.  La compañía se apoya en su experiencia en el diseño de aeronaves no tripuladas propias así como en el liderazgo que mantiene en el desarrollo de sistemas de defensa electrónica, radares y sistemas de comunicaciones.

En este sentido, Indra está implementando sobre su sistema mejoras dirigidas a ofrecer la máxima precisión a la hora de que el sistema realice la clasificación y seguimiento del dron, combinando el empleo de imágenes térmicas y la escucha radioeléctrica. También está aplicando técnicas de suplantación de la señal de posicionamiento del dron, para que el sistema pueda asumir su mando y dirigirlo a una zona sin riesgo. Asimismo, está dotando al algoritmo del sistema de capacidad de aprendizaje continuo, de modo que cuanto más se utilice mayor precisión ofrezca.

En la actualidad, el uso de drones de pequeño tamaño para realizar trabajos fotográficos o de medición comienza a ser bastante habitual. En los próximos años, el empleo de estas aeronaves crecerá exponencialmente a medida que la normativa vaya regulando y facilitando su uso y se vayan utilizando en nuevos sectores, como el de la logística y transporte. Plantas industriales, infraestructuras críticas, aeropuertos y edificios oficiales deberán estar preparados para protegerse y asegurarse de que estas aeronaves no invadan su espacio, dado que podrían llegar a emplearse para atacarlas o vigilarlas.

Indra trabaja en el desarrollo de un Avión Opcionalmente Tripulado Targus basado en su aeronave ligera de vigilancia marítima MRI P2006T actualmente en operación. Ha desarrollado por otra parte el helicóptero no tripulado Pelícano que, con un peso máximo de despegue de 200 kg y un rango de misión de 100 km, ha sido diseñado para llevar a cabo tareas de vigilancia en tierra o en el mar, pudiendo embarcarse en buques. Asimismo, ha desarrollado la aeronave de ala fija de 6 kg de peso y fácil despliegue Mantis, pensada para realizar una vigilancia en un área de unos 25 kilómetros.

Foto: El ARMS, Anti RPAS Multisensor System de Indra / Foto: Julio Maíz/defensa.com


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.