Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejército de Tierra estadounidense encarga a BAE Systems y General Dynamics el diseño del futuro vehículo blindado FFV

(defensa.com) El U.S. Army ha adjudicado dos contratos de 28 millones cada uno a las empresas BAE Systems Land and Armaments y a General Dynamics Land Systems para que realicen un estudio de diseño sobre el Future Fighting Vehicle (FFV) o Futuro Vehículo de Combate. Las dos empresas tienen hasta el 28 de noviembre del año próximo para realizar conceptos de diseño y de ingeniería, análisis de requerimientos, simulación de modelos o estudios de madurez de tecnologías.

A finales del año pasado, el Army se puso en contacto con varias empresas para estudiar la manera de aprovechar todas las tecnologías desarrolladas para el GCV en un nuevo programa denominado FFV. El Army ha reconocido que resultará más productivo centrarse en objetivos realizables y en mejoras aplicables a los vehículos actuales que apostar por tecnologías de ciencia ficción.

La característica principal de este programa es que no pretende diseñar un nuevo vehículo de combate desde cero sino desarrollar soluciones tecnológicas aplicables al vehículo de combate Bradley, que es el sistema a reemplazar aunque se da la libertad a las dos empresas para también presentar diseños completos.

Podría interpretarse que BAE Systems parte con ventaja puesto que es responsable del vehículo Bradley a reemplazar, habiendo presentado diversas mejoras a lo largo de estos años y habiendo participado en los citados programas. Como en otros programas, los objetivos en torno a los que gira el diseño del FFV son las prestaciones, la protección, la capacidad de transportar equipos o la letalidad

Se trata del enésimo intento del Army de diseñar un nuevo vehículo de combate terrestre para el futuro, después de que los programas Future Combat System (FCS) y el Ground Combat Vehicle (GCV) fueran cancelados. Estos programas debían haber diseñado los futuros vehículos de combate terrestres pero fueron víctima de unos objetivos demasiado ambiciosos y de restringidas financieras. (J.N.G.)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.