Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejército del Aire integrará el casco Scorpion de Thales y el sistema Rover en los F-18

(defensa.com) El Ejército del Aire acaba de aprobar la integración de dos sistemas que incrementarán las prestaciones del avión de combate F-18 (designación interna C.15). Se trata de la integración del casco presentador de datos Scorpion de Thales y del terminal terrestre Rover 5 de L-3. La Plataforma de Contratación ha anunciado la adjudicación de dos contratos de la Dirección de Adquisiciones del Mando de Apoyo Logístico del Ejército del Aire relativos a la puesta en marcha de estos dos programas.

Anterior a esta adjudicación, Thales España GRP se adjudicó en diciembre del año pasado un contrato de servicios relativo a la evaluación del riesgo y desarrollo de un demostrador de verificación óptico para el uso del designador Scorpion en el casco del piloto del avión C.15. Se trataba del expediente 10032140161 valorado en 330.578,51 euros que tiene un plazo de ejecución que finaliza en diciembre del año que viene y del que no ha trascendido el número de unidades que está previsto adquirir. El Scorpion puede ser incorporado a los cascos en servicio en cada avión y para la alineación con la cabina de pilotaje no necesita de la instalación de sistemas electrónicos adicionales, como cámaras. En su lugar se instalan un conjunto de pegatinas en el cristal superior de la cabina que una pequeña unidad de medida inercial, situada sobre el casco, toma como referencia para calcular los movimientos de la cabeza del piloto. Es lo que Thales denomina sistema híbrido de inercia óptica, HOBIT por sus siglas en inglés.

El Scorpion resulta de esta manera fácil y económico de integrar en cualquier avión o helicóptero y sólo requiere de la instalación en la cabina de una pequeña unidad de control que se conecta con el bus de datos del avión. Además es compatible con las gafas de visión nocturna en servicio en cada avión. De esta manera el piloto puede disponer de cualquier información electrónica en el presentador de datos que tiene ante su ojo, ya sean datos de navegación, de armas (sobre todo los misiles aire-aire de corto alcance como el futuro Iris-T), de alerta radar o de sistemas de reconocimiento. Además el sistema es parametrizable por el cliente, con lo que este puede elegir los iconos, sus colores o cualquier característica que permite personalizarlo. En septiembre del año pasado defensa.com pudo asistir a una presentación de este casco en las instalaciones de Thales España.

Además se ha aprobado la integración del data link Rover 5i o superior en el sistema de armas C/CE.15. El expediente 4023015023500 valorado en 530.000 euros ha sido adjudicado a la empresa ETEL88 y tiene un plazo de ejecución de 1100 días. Recodemos que la Operational Flight Program 08E del avión de combate C.15 del Ejército del Aire, incluía entre otras mejoras, la inclusión del sistema Rover embarcado en el pod de designación de objetivos Litening.

Las siglas ROVER corresponden a Remote Operational Video Enhanced Receiver, un equipo desarrollado por la empresa L-3 que se compone principalmente de un ordenador portátil rugerizado y una radio con capacidad de transmisión de datos, además de varias antenas. En la pantalla de este ordenador se pueden recibir las imágenes captadas por el pod de designación de objetivos Litening que opera el Ejército del Aire y permite la colaboración entre el piloto del avión y el controlador en tierra. Este último puede analizar las imágenes de la superficie buscando objetivos que pueden ser marcados fácilmente en la pantalla para que a su vez los vea el piloto. De esta manera se pueden coordinar con precisión las misiones de ataque a tierra.

La versión elegida por el Ejército del Aire es la 5i (o superior), que ha reducido su tamaño frente a las versiones iniciales, ya que es del tamaño de un ordenador portátil de pequeño tamaño que enlazado a una radio definida por software puede recibir y transmitir información encriptada con el avión.

Se ha convertido en una herramienta de gran utilidad en conflictos recientes como el de Afganistán o Irak, donde se han podido coordinar ataques a tierra incluso cerca de tropas propias o dar a apoyo a unidades de fuerzas especiales con precisión quirúrgica. De hecho, en sus últimas misiones, la OTAN ha obligado a los aviones de ataque a tierra a disponer de estos sistemas para facilitar el trabajo de los controladores en tierra como los Joint Tactical Air Controller (JTAC).

El CLAEX (Centro Logístico de Armamento y Experimentación) llevaba un par de años trabajando en la integración de los citados sistemas en la plataforma C.15, y más concretamente en la versión de software OFP-08E. Esta previsto que la implantación de los sistemas empiece en breve en los EF-18M Hornet del Ala 12, que tienen base en Torrejón de Ardoz (Madrid). (José Mª Navarro García)

 


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.