Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Detenida en Turquía una pareja de Melilla, formada por un marroquí y una española, que habían salido de España para unirse a la organización yihadista DAESH

(defensa.com) En el marco de una operación contra el terrorismo yihadista, la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, en colaboración con el servicio de inteligencia turco y el CNI, ha logrado la detención de dos presuntos terroristas adscritos a la organización yihadista DAESH.  Fruto de las investigaciones anteriores desarrolladas conjuntamente, sobre ambos pesaban sendas Órdenes Internacionales de Detención (OID) decretadas por el Juzgado Central de Instrucción, número 1, de la Audiencia Nacional, al encontrarse evidencias de su integración en dicha organización terrorista.

Los detenidos son una pareja residente en Melilla, formada por un ciudadano marroquí y una ciudadana española, que habrían abandonado España para unirse a las filas de DAESH en octubre de 2014. Ambos salieron de España acompañados de su hija, un bebé de tan solo 14 meses.

Desde la fecha de su salida de España hasta el momento, la Comisaría General de Información de la Policía Nacional ha llevado a cabo una intensa tarea de investigación y de seguimiento operativo, gracias a la que se ha conseguido la localización en territorio turco de los dos detenidos.  La Comisaría General de Información de la Policía Nacional considera altamente probable que los dos detenidos en Turquía estaban plenamente integrados en la organización terrorista DAESH.

Los detenidos, residentes en Melilla, son:
- AHMED DEBZA,  de nacionalidad marroquí.
- NADIA ATAICH FERNÁNDEZ, de nacionalidad española.

Ambos, con su hija, un bebé de 14 meses, viajaron desde Málaga a Estambul (Turquía) hace seis meses, el pasado 11 de octubre. La Policía sospecha que cruzaron la frontera turca a los pocos días y se instalaran en algún punto de la región siria controlada por el DAESH. Hay que destacar que los dos detenidos, Ahmed Debza y Nadia Ataich Fernández, además de tener una sólida base ideológica de carácter extremista, asentada en la defensa de la creación de un Califato, iniciaron acciones externas encaminadas a su integración en la organización terrorista DAESH.

Ahmed Debza, de nacionalidad marroquí, ha tenido estrechas relaciones de carácter personal y grupal con detenidos por terrorismo, principalmente, con Mohamed El Bali, así como con Jamal Alcalá Damir.  Además, Ahmed Debza intentó hasta en tres ocasiones desplazarse a Siria para integrarse en DAESH. El primer intento lo realizó en solitario en julio de 2014, pocos días después de que Abu Bakr al-Baghdadi, emitiera un comunicado pidiendo que todos los musulmanes abrazaran la Yihad y “emigraran” al recién declarado Califato. Se desplazó a un país de la Unión Europea para integrarse en un grupo de futuros yihadistas que compartían su mismo objetivo, pero la presión de las fuerzas de seguridad y la poca elaboración del plan les disuadió a cancelarlo.

El segundo intento se produce dos meses después, en septiembre de 2014, esta vez en compañía de su mujer e hijos. Durante este tiempo, se dedicó a recopilar recursos económicos suficientes y se desplazó a Turquía usando como escala intermedia, con fines de seguridad, un país de la Unión Europea. A los pocos días, regresaron sin poder llegar hasta Siria, al coincidir con una escalada de atentados por parte del DAESH, con fuerte repercusión mediática y gran presión política internacional que provocó que las autoridades turcas aumentaran los controles de seguridad en la frontera Siria y dificultando así el paso de la misma.

En octubre se produce el tercer y definitivo intento. En esta ocasión, trataron nuevamente de evitar la detección por parte de los fuerzas de seguridad usando las lecciones aprendidas de los dos intentos anteriores. Entre otras medidas de seguridad, compraron los billetes apenas dos horas antes de la salida del vuelo y lo pagaron en efectivo.Con anterioridad a su viaje definitivo, Ahmed Debza había dejado un testamento antes de marcharse, en el que repartía sus bienes de Melilla y de Marruecos, lo que indicaba la voluntad y previsión de no regresar a España ni a Marruecos. Hasta ese momento, el detenido regentaba un negocio de carpintería que, desde el punto de vista económico, funcionaba bastante bien, con varios socios y empleados.

Respecto a su entorno más cercano, se difundió la versión de que Ahmed Debza se había desplazado a vivir a su país original, Marruecos, ocultando su verdadero destino incluso a familiares y a sus socios de trabajo.Tras su desplazamiento, los contactos con sus personas de confianza en España se producen esporádicamente, con absoluto secreto sobre detalles de su localización y con el único fin de liquidar su patrimonio ya sea mediante venta o cesión.

Además, se habían iniciado contactos entre Ahmed Debza y Nadia Ataich Fernández con personas de su confianza animándolas a que tomaran su misma determinación y ofreciendo su ayuda para ellos. El hecho de que españoles -como el caso de Nadia Ataich Fernández-, o de extranjeros residentes en España –como el caso de Ahmed Debza-, tras asumir como propios los ideales de una organización yihadista como DAESH, se integren en dicha organización, y decidan desplazarse a las zonas controladas de Siria e Irak, es, en sí mismo, un peligro potencial para la seguridad de su país de residencia y de terceros países del entorno. El riesgo se elevaría exponencialmente, en caso de que regresaran a España tras su estancia allí.  

El operativo se ha desarrollado gracias a los esfuerzos de colaboración llevados a cabo por el servicio de inteligencia turco, la Dirección General de la Vigilancia del Territorio (DGST) de Marruecos, el CNI y la Comisaría General de Información de la Policía Nacional española, que han trabajado conjuntamente en la detección y posterior detención de esta pareja, cuando ambos se encontraban en territorio turco temporalmente, a la espera de recibir apoyo logístico y económico a favor de la organización terrorista DAESH.

Fruto de esta labor de investigación anterior, el Juzgado Central de Instrucción, número 1 de la Audiencia Nacional, apoyado por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, emitió sendas Órdenes Internacionales de Detención (OID), que ha posibilitado su detención en Turquía. Además de la ejecución de estas dos Órdenes Internacionales de Detención, los dos detenidos se encuentran a la espera de juicio por aquellos delitos que pudieran ser apreciados en Turquía, para su puesta a disposición ante la justicia española lo antes posible.


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.