Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El destructor ruso Smetlivy atraca en el puerto griego de El Pireo

El destructor de la Armada de Rusa Smetlivy (810) llegaba el 30 de octubre al  puerto griego de El Pireo, oficialmente para tomar parte en los eventos culturales y científicos del denominado “Año de Grecia-Rusia”. Asignado a la Flota del Mar Negro, salió de su puerto base en  Sebastopol y, tras franquear los estrechos turcos de Bósforo y Dardanelos, se incorporaba a la importante task force rusa que opera en el Mediterráneo Oriental.                

A este escenario se acerca además el portaaviones Admiral Kuznetsov y su grupo, que llegarán a las costas de Siria previsiblemente hoy, 2 de noviembre, donde participará en la acciones contra la oposición al régimen del dictador Bachar El-Asad. La Armada rusa cuenta en el país árabe con una base en Tartus y facilidades en el cercano puerto de Latakia. La escala del destructor ruso en el puerto de un país de la OTAN, sin que de momento se haya abierto polémica, contrasta con la gran coacción que sufrió el Gobierno de España a principios de la pasada semana para evitar que algunos navíos del mencionado grupo del Almirante Kuznetsov hiciesen escala en el de Ceuta.  La presión, que esta vez se ha tornado eficaz, está encabezada de nuevo por el Reino Unido, y sus sensacionalistas tabloides, que recogen principalmente las denuncias que se generan en Gibraltar, desde donde se lleva años alarmando por las escalas de los navíos rusos en el puerto de la vecina Ceuta. 

Volviendo al Mediterráneo Oriental y al Smetlivy, se trata de un veterano navío de la clase Kashin, de hecho fue entregado a la entonces Flota Roja de la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) en 1969. Actualmente es el único que queda en servicio de los 20 de su clase que sirvieron con la bandera soviética y posteriormente la rusa. La razón de que el Smetlivy  siga en activo es que fue modernizado en Sebastopol a principios de los años noventa y rearmado con el sistema antibuques Kh-35 (también conocido como SS-N-25  Harpoonski por su parecido al RGM-84 Harpoon de los Estados Unidos, incluidos sus tubos de lanzamiento) y un sonar modelo MNK-300 , entrando de nuevo en servicio en 1995. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: El destructor ruso “Smetlivy” en el Pireo.   foto: Alkis Konstantinidis.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.