Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Canadá estudia alquilar el BAC Cantabria de la Armada española

(defensa.com) La Royal Canadian Navy (RCN) ha puesto en marcha un plan para cubrir su carencia actual de buques de reaprovisionamiento para su flota que pasaría por alquilar un buque de este tipo a la Armada española. Esto se debe a que el programa en curso para adquirir dos buques del tipo AOR para reaprovisionamiento de combustible, municiones o víveres a sus buques aún no se ha puesto en marcha. Canadá quería disponer de dos modernos buques de reaprovisionamiento basados en los alemanes de la clase Berlín en 2012, sin embargo el programa acumula retrasos y aún no ha comenzado la construcción de los buques. Está previsto que se inicie el año que viene en los astilleros canadienses Seaspan de Vancouver pero que no acabe hasta 2021.

Sin embargo, la baja de los dos buques a los que se iba a reemplazar ya se ha producido, por lo que la Marina canadiense ha visto como la necesidad se ha convertido en urgente. De ahí que como medida interina haya encargado a un astillero civil como es el Chantier Davie Shipyard la modificación de un petrolero comercial para desempeñar esta misión de manera interina durante seis años. Así lo anunció recientemente el ministro de Defensa canadiense Jason Kenney.

Como este buque interino tampoco entrará en servicio antes de quince meses, se han iniciado negociaciones con países aliados para adquirir una capacidad urgente. El primer paso se ha dado con Chile, al que se ha alquilado el buque Almirante Montt, que llegó a Canadá el pasado 3 de julio y estará disponible durante cuarenta días según el portavoz de la RCN.  El buque chileno será desplegado en el Pacífico y su alquiler revertirá a las arcas chilenas 4,8 millones de dólares durante esos cuarenta días de servicio.


El otro socio con el que se ha contactado sería España, país con el que se estaría negociando el alquiler de un buque de reaprovisionamiento bajo una fórmula parecida a la que hizo la Royal Australian Navy con el Cantabria de la Armada española. Si bien Australia empleó el buque durante un período de tiempo limitado a un año, Canadá necesitará cubrir sus carencias entre el buque civil y la ayuda de sus socios al menos durante seis años como refleja la web especializada defensenews. Sobre este tema en concreto defensa.com se ha puesto en contacto con la Armada, sin embargo aún no se ha conseguido aclaración oficial sobre esta cuestión.

En octubre del año pasado Canadá dio de baja cuatro buques de su marina entre los que estaban los dos petroleros de flota de la clase Protecteur. El Ministerio de Defensa  decidió dar de baja estos buques al considerar que el coste necesario para actualizarlos era demasiado elevado en relación a la nueva vida útil que se conseguiría con estas medidas. Se ahorrarían así fondos que estarán disponibles para el programa de modernización de doce fragatas Halifax y la adquisición de los nuevos buques.

Se trata de los buques auxiliares HMCS Preserver (AOR 510) y el HMCS Protecteur (AOR 509), veteranos con cuarenta años de servicio que iban a ser dados de baja en 2016 y 2017 respectivamente. En agosto del año pasado, precisamente, tuvo lugar una colisión entre el Algonquin y el Protecteur que afectó principalmente al buque auxiliar y que aceleró la decisión anunciada ahora. (J.N.G.)

Fotografías:
·El buque chileno Almirante Montt.
·El BAC Cantabria en Sidney.


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.