Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los sistemas de Defensa prioritarios para España en 2017

Los presupuestos para el ejercicio 2017 del Ministerio de Defensa presentados recientemente ya fueron analizados en lo que a las grandes cifras se refiere, sin embargo, accediendo a la información de los llamados “tomos”, concretamente el Tomo IV, Sección 14, vemos con mayor detalle donde están las prioridades del Ministerio.

Las inversiones en programas de Armamento y material se encuentran detalladas en tres programas: Modernización de las Fuerzas Armadas (122A) y Programas Especiales de Modernización (122B). En lo que se refiere a la Modernización de las Fuerzas Armadas, se detallan los proyectos de los que la  Dirección General de Armamento y Material (DGAM) ha recibido información de cada uno de los Ejércitos.

La Armada se centra en la extensión de la vida del helicóptero AB-212 y el Ejército del Aire, en la adquisición de misiles aire-aire de medio alcance Meteor. Así mismo la adquisición del sistema remotamente pilotado Reaper, considerado una solución interina, recibirá en 2017 financiación procedente de fondos destinados a la participación de las FAS en Misiones de Mantenimiento de la Paz (inversiones o concepto 668). Comenzará este año la participación española en el Sistema Aéreo pilotado remotamente de gran autonomía y altitud media europeo o EUROMALE 2025 con financiación. Por último, el Sistema de Mando y Control Militar (SMCM)/ Sistema de Información Militar (SIM) se ha traspasado en el año 2017 al programa 122N (Apoyo Logístico).

Entre las inversiones a realizar por el Ejército de Tierra durante este ejercicio cabe destacar la adquisición de vehículos de transporte (logísticos y tácticos) que permiten la renovación del anticuado parque rodante, la adquisición de municiones y explosivos que garanticen el adecuado nivel de adiestramiento y operatividad, material electrónico diverso, de intendencia, de paracaídas y de artillería de campaña.

Las inversiones con que continuará la Armada este ejercicio pasan por la continuación de adquisición de misiles Evolved SeaSparrow, potenciación del Arma Aérea, con la modernización de los AV-8B, la adquisición de munición y la quinta gran carena del submarino S-71 “Galerna”. El Ejército del Aire invertirá en equipos de guerra electrónica, potenciación y mejora de la capacidad de detección y control de la defensa aérea, dentro del sistema de mando y control aéreo, concretamente con el proyecto SIMCA de Radar 3D desplegable y la reposición de vehículos.

Entre las tablas destaca por ejemplo la inclusión de una partida de 10,2 millones de euros para aeronaves en el “Órgano Central de la Defensa”, que podría corresponderse a los pagos del programa Reaper.  La Armada incluye una partida de 4,7 millones de euros para material de artillería que podría referirse bien a la adquisición de morteros embarcados sobre vehículo o a la modernización de las piezas M-109.

Los PEMs

En lo que se refiere a los llamados ahora Programas Especiales de Modernización (antes conocidos como de Armamento o PEAs), o Programa 122B, la actividad reciente en este sentido pasa por los pagos del año pasado solo para los programas EF-2000, helicóptero de combate Tigre y avión de transporte A-400M por la insuficiencia presupuestaria. Respecto a  este último, el 22 de julio del año pasado el Acuerdo de Consejo de Ministros permitía adquirir compromisos de gasto con cargo a ejercicios futuros, posibilitando la reprogramación de las anualidades de los PEAs, como consecuencia de una nueva reprogramación financiera del calendario de anualidades del A-400M. Luego en diciembre se aprobó el Acuerdo de Consejo de Ministros anterior y se posibilita el traslado del importe de las anualidades no satisfechas de 2016 a las anualidades correspondiente al año 2017. Hay que recordar que mediante el Acuerdo de Consejo de Ministros 19/06/2015, se iniciaron los programas tecnológicos de la Fragata 110 y del vehículo de combate VCR 8x8, sin embargo su impacto económico en las cuentas del Ministerio de Defensa comenzará en el 2018.

Entre los PEAs, hay programas que reciben financiación este año después de no obtenerla en 2016, como el carro de combate Leopardo, los Vehículos de combate de Infantería/Caballería Pizarro, el obús 155/52, los BAM, el Buque de Proyección Estratégica, el misil de crucero Taurus, los misiles multipropósito Spike LR  o las fragatas F-100, tanto la primera como la segunda serie así como el buque de aprovisionamiento logístico de la Armada, los nodos CIS desplegables para la UME o la adquisición de un nuevo avión apagafuegos para el Ejército del Aire.

Destacable por ejemplo las asignaciones para programas de helicópteros como el Tigre, con 76, millones de euros, el “multipropósito”, presumiblemente el NH-90, que recibe 281 millones de euros, o los “helicópteros de transporte”, que bien podría ser la modernización de los CH-47D Chinook a la versión F, que reciben 13,2 millones de euros, además de los EC-135 que reciben 13,9 millones de euros. (José Mª Navarro García)

Fotografía: NH90 (Foto: Luis Vizcaíno)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.