Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

“El SH60F modificado para cometidos de transporte táctico de tropas es la solución interina mientras se confirma la viabilidad de la versión del NH90 naval”

Coincidiendo con el celebración del Primer Centenario de la creación de la Aviación Naval, que presidirá SM. El Rey en Rota (Cádiz) el próximo día 15 de septiembre, hemos entrevistado al  Comandante de la Flotilla de Aeronaves de la Armada Española, el máximo responsable de este vital elemento de la Armada, el capitán de navío José Luis Nieto Fernández.

¿Cómo nos resumiría la actual composición de la fuerza bajo su mando, misiones encomendadas, actividad… ?

Como Comandante de la Flotilla de Aeronaves soy responsable de un numeroso conjunto de escuadrillas y unidades. Actualmente tenemos siete Escuadrillas, dos de ellas operan aeronaves de ala fija como son el AV-8B+ Harrier y la Cessna Citation, y cuatro de ellas operan aeronaves de ala rotatoria como son el SH60B/F SeaHawk, el SH3D Sea King, el AB-212+ y el Hughes 500. Además, hay que añadir la Undécima Escuadrilla que opera Sistemas Aéreos Pilotados Remotamente (o RPAS (Remotely Piloted Aircraft Systems) o también conocidos como drones), en concreto el Scan Eagle.

Pero además de las escuadrillas tengo bajo mi Mando distintas unidades imprescindibles para garantizar nuestra capacidad de generar Unidades Aéreas Embarcadas preparadas y alistadas como son el Grupo de Apoyo al Sostenimiento, o Segundo Escalón de Mantenimiento, responsable de diversas tareas de sostenimiento de segundo y tercer escalón y la Escuela de Dotaciones Aeronavales. Además, contamos con un departamento de simuladores, de seguridad de vuelo, con un magnifico centro de supervivencia, de medicina aeronáutica y con el Grupo Aéreo Embarcable.

Es un mando complejo con 52 aeronaves, 2 sistemas RPAS y cerca de 850 oficiales, suboficiales y marineros. Respecto al número de horas de vuelo desde el resurgir de la Aviación Naval al final de los años 50 con la adquisición de los primeros helicópteros Bell-47G, la Flotilla ha volado algo más de 550.000 horas de vuelo y participado en la mayoría de las misiones en las que ha estado presente la Armada, de las que podríamos resaltar, entre otras muchas, la operación Alfa-Charlie en Centro América de asistencia humanitaria, la operación Libertad Duradera en el Índico tras los ataques del 11 de septiembre, la operación Respuesta Solidaria en Indonesia, la operación Libre Hidalgo en el Líbano, etc.   

En la actualidad, unidades aéreas de la Flotilla están desplegadas en la operación Atalanta en el Cuerno de África de lucha contra la piratería, en la operación Sophia en el Mediterráneo central contra las mafias responsables del tráfico de seres humanos y en las Agrupaciones Navales Permanentes de la OTAN.

¿Qué nos podría comentar acerca de la actuación de la 11ª Escuadrilla, y de su próximo despliegue en Irak y qué otras necesidades y planes tiene la FLOAN para aumentar su capacidad en el campo de los RPAS?

Los RPAS son sistemas de pequeño tamaño y grandes capacidades, constituyen un elemento novedoso en las operaciones que permite realizar tareas de vigilancia, reconocimiento e inteligencia con total discreción y seguridad. Además, estos medios permiten una gran persistencia sobre el objetivo minimizando el riesgo de las aeronaves tripuladas, por lo que son muy valorados. Desde el año 2014, la Armada ha incorporado en sus buques y en las operaciones reales que realiza el RPAS Scan Eagle que ha sido desplegado en tres ocasiones en la Operación Atalanta de lucha contra la piratería en el Cuerno de África y que ha tenido una actuación que podríamos calificar de sobresaliente.                                                                       

Próximamente tenemos previsto un despliegue en Irak junto con una Unidad de Operaciones Especiales de la Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) para contribuir a las tareas de vigilancia, reconocimiento e inteligencia. Estamos convencidos que el resultado del despliegue será muy positivo y nos permitirá ganar experiencia en este terreno. Por ahora la Undécima Escuadrilla cuenta con dos sistemas Scan Eagle completos y está previsto que al final de este año llegue un tercer sistema.

¿A qué Escuadrilla se asignarán los nuevos SH-60F? ¿Serán los SH-60F los sustitutos de los SH-3D, y cuándo está previsto dar de baja éstos últimos? ¿Cuántos SH-60F se necesitarían para llevar a cabo el reequipamiento?

En cuanto al material de helicópteros, y como la Armada ya ha manifestado en numerosas ocasiones, el reto más perentorio es el mantenimiento de la capacidad de transporte táctico dada la edad de los SH-3D que actualmente tienen asignado este cometido. El SH60F modificado para cometidos de transporte táctico de tropas es la solución interina mientras se confirma la viabilidad de la versión del NH90 naval.  Actualmente se han adquirido seis helicópteros SH-60F que se irán incorporando progresivamente a la Flotilla de Aeronaves de aquí al 2020. Estos helicópteros irán sustituyendo progresivamente los SH-3D de la Quinta Escuadrilla de manera que a finales del 2020 está Escuadrilla opere únicamente SH-60F. A primeros de agosto llegó a la Flotilla el primero de los SH-60F que se ha incorporado inicialmente a la Décima Escuadrilla ya que al operar el mismo modelo de helicóptero será la encargada de ir adiestramiento a pilotos, dotaciones y personal de mantenimiento de la Quinta Escuadrilla. Una vez que tengamos la certeza que la Quinta Escuadrilla tiene la capacidad de operar y sostener el SH-60F los helicópteros pasarán bajo su dependencia.

Respecto a los modernizados AB-212, ¿qué misiones nuevas les asignarán, y hasta qué fecha serán operativos, cuál sería su sustituto?

Creo que la modernización de los helicópteros AB-212 es un éxito y un ejemplo de las capacidades de la industria aeronáutica nacional para acometer este tipo de proyectos. La modernización permite a la Armada disponer de un helicóptero mucho más seguro para operaciones a bordo de buques y más capaz para las tareas que tiene encomendadas, en especial las de seguridad marítima al incorporar nuevos sistemas de aviónica, nuevos sensores, como un FLIR y un radar de superficie y avanzados sistemas de protección como blindaje y un alertado de misiles. La participación en la Operación Sophia de este helicóptero desde principios de este año está demostrando la eficacia del nuevo material. Actualmente la Tercera Escuadrilla cuenta con cuatro helicópteros modernizados y tres están a disposición de las empresas responsables del proceso de modernización.                                                                                                                  

En el campo de los helicópteros ligeros y de enseñanza, ¿cuándo está previsto dar de baja a los Hughes 500, cuáles serían sus posibles sustitutos?

Por ahora los helicópteros de enseñanza Hughes 500 están haciendo una labor muy buena teniendo en cuenta que se realizó una actualización de sistemas y aviónica hace relativamente poco tiempo. En principio no tienen fecha de baja.

Además de con nuevo material, como el SH-60F, ¿qué otros avances está efectuando la FLOAN en el campo de las Special Air Operations (SAO)? ¿Qué tipo de colaboraciones se realizan con la FGNE, y otras fuerzas especiales españolas y extranjeras?

La adaptación al nuevo escenario de seguridad y defensa está obligando a las Fuerzas Armadas a impulsar las unidades de operaciones especiales, que son indispensables para la lucha contra las redes terroristas, la insurgencia y para los cometidos de asistencia militar y fortalecimiento de las capacidades. La Armada acometió hace algún tiempo la creación de la FGNE, como aportación a las operaciones especiales conjuntas. Esta Fuerza necesita para su apoyo, inserción y extracción a unidades aéreas especialmente preparadas y adiestradas. En este sentido dentro de la Flotilla de Aeronaves hemos hecho un esfuerzo muy importante para adiestrar a las dotaciones de la Quinta Escuadrilla en las tácticas, técnicas y procedimientos propios de las operaciones especiales, y creo que los últimos ejercicios realizados muestran un envidiable nivel de integración entre las Unidades de Guerra Naval Especial y los helicópteros de la Quinta Escuadrilla. Creo que la incorporación del SH-60F con mejores sistemas de navegación y autoprotección a esta escuadrilla permitirá incrementar nuestra aportación a las operaciones aéreas especiales.    

Además, otras escuadrillas tienen unos cometidos de apoyo importante a las operaciones especiales, como son el AV-8B+ especialmente equipado para las misiones de apoyo aéreo cercano, el SH-60B con su capacidad de ataque al suelo, o los RPAS de la Undécima Escuadrilla con su capacidad de vigilancia, reconocimiento e inteligencia.

En el campo de las aeronaves de ala fija, ¿se reforzará la eficaz 4ª Escuadrilla con nuevas aeronaves, o está previsto sustituir las existentes?

En principio está previsto continuar con las tres CESSNA Citation II y la CESSNA Citation VII

(Julio Maíz)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.