Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Secretario de Estado de Defensa da nuevas claves del futuro S-80

El Secretario de Defensa (SEDEF), Agustín Conde, hacía públicos en el Congreso durante su comparecencia el 30 de marzo nuevos datos acerca del programa del submarino S-80, cuya primera unidad se entregaría, dijo, a finales de 2021. Conde aseguró , además, que el actual techo de gasto del programa, que es de 2.135 millones, sólo daría para financiar la unidad cabeza de la clase.

El programa del submarino S-80 de la Armada española, imprescindible no sólo para la Armada sino para la estrategia de defensa española, tendrá un coste mucho más elevado de lo previsto, según se desprende de la detallada explicación dada por el  SEDEF en el marco del detallado informe que expuso ante la Comisión de Defensa del Congreso de España. Conde dejó claro que el actual “techo” de gasto asignados al Programa Especial de Armamento (PEA) del S-80, que es de 2.135,54 millones de euros, "tan solo permitiría la entrega del primer submarino", que será el Isaac Peral (S-81+), de los cuatro que consta.

Es de destacar la excepcional transparencia y el detallado informe que dio el actual SEDEF, que fue elogiado por otros portavoces, incluidos algunos de la oposición durante su comparecencia. Conde  explicó que “Finalizar la construcción del resto de la serie exige aumentar el techo del programa en una cantidad aún no acordada entre la empresa y el Ministerio de Defensa”.

Igualmente el SEDEF adelantó, tras enumerar todos los retrasos que ha sufrido este complicado programa, que: “se prevé que el primer submarino sea entregado a la Armada Española a finales de 2021. También aventuró que las otras tres unidades se entreguen probablemente entre los años 2023 y 2026. Aunque en un momento posterior, incluso abrió el plazo de recepción de la última unidad por parte de la Armada para octubre de 2026 o junio de 2028.

El coste estimado del programa fue marcado por el Consejo de Ministros el 2 de agosto de 2013. De dicha cantidad con cargo a fondos del Ministerio de Industria, recordemos que es un PEA, se han desembolsado un total de 1.774 millones de euros. Así, de momento, ni siquiera existe una estimación cerrada entre Defensa y la empresa,  Navantia,  una empresa “100% pública” como recordó Conde en otro momento de su intervención, que debería de ser cuantificada, lo antes posible.

Como también se explica en el informe del SEDEF,  la necesidad del sistema es vital, de hecho refiere que: “El arma submarina es una parte esencial de la Defensa y Seguridad Nacional. Sus misiones principales son la Disuasión y Defensa, pues operarán de forma encubierta durante largos períodos de tiempo, y el Control del mar, tanto para negar su uso al adversario como para permitir libertad de maniobra al tráfico mercante y a las fuerzas propias”.

Tampoco olvido el político el aspecto Industrial y tecnológicamente de este PEA, “que supone más de 6,4 millones de horas/hombre en ingeniería y 4,8 millones de horas/hombre por buque de producción, y hay involucradas más de 2.127 empresas, 854 de ellas españolas”. (Julio Maíz Sanz)

Fotografías:

·Imagen digital del S-80. Foto: Navantia. 

·El SEDEF durante su explicación. Foto: Ministerio de Defensa.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.