Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Satlink dota de comunicaciones de banda ancha a la fragata española Cristóbal Colón y lo hará en un BAC

La empresa de ingeniería española Satlink, especializada en telecomunicaciones por satélite, ha instalado y probado su sistema  de comunicaciones de banda ancha vía satélite- Inmarsat Global Xpress (GX)- en la fragata Cristóbal Colón (F-105) de la Armada Española. Satlink instaló el pasado año, en la más moderna de las fragatas de la Armada, la F-105, un sistema de comunicaciones de banda ancha, que además de potenciar las del navío, han redundado en la totalidad de la dotación.

Como resultado del proyecto y de los rendimientos alcanzados en el navío de escolta, diseñado y construido por Navantia, la Armada ha adquirido un nuevo sistema para uno de sus BAC (Buque de Aprovisionamiento de Combate). Así, en breve, o el más moderno el BAC Cantabria (A-15), o el más veterano BAC Patiño (A-14), profusamente utilizados en operaciones internacionales, como  explicó recientemente defensa.com, contaran con este importante refuerzo de sus comunicaciones. Igualmente la institución castrense tiene prevista su implantación en otras de sus unidades navales.

Satlink es el único distribuidor español para el Ministerio de Defensa de los servicios que ofrece la constelación de satélites GX, la primera red de banda Ka de alta velocidad con cobertura mundial, que utiliza los satélites Inmarsat I-5. Esta generación de satélites proporciona conectividad de banda ancha segura para todo tipo de operaciones, ya sean aéreas, navales y terrestres.

El proyecto inicial, desarrollado en favor de la  Armada, se ha llevado a cabo en la marco de la vuelta al mundo realizada por la Cristóbal Colón, entre enero y septiembre de este año, con el objetivo de operar en aguas de Australia. El principal objetivo de dicha misión, como ya informó defensa.com, fue instruir a los marinos de la RAN (Royal Australian Navy) en el manejo de sus navíos de escolta de  la clase Hobart, muy similares a la F-105, dado que también fueron diseñados por Navantia.

Así, durante la larga singladura, que incluyó más de 120 días de navegación, la dotación de la fragata, compuesta por poco más de 200 miembros, dispuso de una elevada capacidad de transmisión de datos, independientemente del punto geográfico en el que se localizaba la nave, lo que eleva mucho la calidad de vida.

Global Xpress opera en banda Ka lo que permite realizar conexiones de hasta 50Mbps de downstream (bajada) y 5Mbps de upstream (subida). Esta capacidad de conectividad permite el despliegue  de aplicaciones y soluciones de elevado consumo de ancho de banda, incluido video en alta definición, en los lugares más remotos e inaccesibles del mundo.  (Julio Maíz Sanz)

Fotografías:

  1. Imagen de la antena Inmarsat instalada en la fragata “Cristóbal Colón”.   Fotro. Satlink.
  2. La fragata F-105 navegando camino de Australia. Foto: Armada.

Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.