Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Rusia, Ucrania y el fin de la pesadilla para el lanzamiento del satélite radar español Paz

La puesta en órbita de Paz ha sido una auténtica pesadilla para Hisdesat, que desde finales de 2015 viene manteniendo conversaciones con diferentes compañías de servicios de lanzamiento para intentar volar su satélite, almacenado en una sala limpia de la sede de Airbus Defence & Space España en Barajas (Madrid). Por fin, y con un retraso de 4 años respecto a los planes originales, Hisdesat, la compañía española de servicios gubernamentales por satélite, anunciaba que ha suscrito un acuerdo con la norteamericana SpaceX para poner en órbita con su lanzador Falcon 9 a finales del presente año su primer satélite radar de observación de la Tierra  Paz. Miguel Ángel Panduro ─director general de Hisdesat─ y su equipo abandonan así definitivamente sus arduos intentos por alcanzar un acuerdo con la compañía rusa International Space Company Kosmotras.

La sociedad española había suscrito un contrato en octubre de 2010 con Kosmotras, para que el vuelo al espacio de Paz tuviera lugar a finales del año 2013 en un cohete ruso-ucraniano Dnper desde el cosmódromo ruso Baikonur, en la república de Kazajistán. En la presentación del satélite el 1 de junio de 2011 en la sede de Airbus Defence & Space en España, la entonces ministra española de Defensa, Carmé Chacón, confirmo que el satélite “estará en órbita en 2013”.

Sin embargo, primero la crisis de Ucrania, después problemas técnicos en el cohete Dnper y más tarde el conflicto de Crimea, junto con el posicionamiento del gobierno español con los postulados y el embargo de la OTAN a Rusia enfriaron las relaciones diplomáticas entre ambos países, lo que ha hecho imposible desbloquear el despegue de Paz, incluso utilizando canales diplomáticos del máximo nivel. A todo lo anterior se añade que importantes partes del lanzador Dnper se fabrican en Ucrania, por lo que Rusia ralentiza hasta el límite los compromisos de Kosmotras con sus clientes, como lo confirman los cuatro años de demora en la puesta en órbita de Paz.

Despegue desde Vandenberg

Hisdesat ha anunciado que el despegue de Paz tendrá lugar desde el complejo de lanzamiento espacial de la base aérea de Vandenberg (California). Según el operador español “los numerosos éxitos de Falcon 9 han sido decisivos para la elección de Hisdesat por este lanzador”. También el compromiso de llevarlo a cabo en 2017, un umbral de tiempo que el ministerio de Defensa, como cliente principal del Paz, había impuesto al operador.

Con un radar de apertura sintética (SAR) como sensor principal, Paz es un ingenio de utilización militar, gubernamental y comercial que, una vez en servicio a partir de mediados de 2018 ─si por fin su lanzamiento tiene lugar a finales de 2017─ va a proporcionar imágenes submetricas de distintos tamaños y resoluciones, tanto diurnas como nocturnas, con independencia de las condiciones meteorológicas.

Con un peso máximo al despegue de 1,4 toneladas, 5 metros de longitud y 2,4 de diámetro, Paz se emplazará a 514 kilómetros de altura y en la misma órbita que los satélites alemanes TerraSAR y TandemX. Los tres formarán una constelación de plataformas radar SAR, lo que supone mucho menor tiempo de revisita. Las imágenes y datos de las tres plataformas serán comercializadas conjuntamente por Hisdesat y Airbus DS GEO.

Con Airbus Defence & Space España como contratista principal y la participación de 15 empresas y 3 universidades españolas, Paz está basado en el satélite alemán TerraSAR, aunque su avanzado radar de apertura sintética (SAR) es de tecnología española. (Juan Pons)

Fotografías:

·Carme Chacón, ministra de Defensa de España en 2011, anuncia en la presentación del satélite Paz que “será puesto en órbita en 2013”. (foto del Ministerio de Defensa español)

·Carme Chacón, ministra de Defensa de España en 2011, anuncia en la presentación del satélite Paz, fotografía: defensa.com.

·El satélite Paz en pleno desarrollo. Fotografía: defensa.com.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.