Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Primeras imágenes de la formación de los operadores de los futuros RPAS del Ejercito del Aire en Nuevo México

Gracias a la USAF podemos ver las primeras imágenes y conocer detalles adicionales del ciclo de formación de los profesionales del Ejército del Aire en la base aérea de Holloman (Nuevo México) para poder operar el sistema de RPAS General Atomics Aeronautical Systems (GA-ASI) MQ-9 Reaper. El programa del Remotely Piloted Aircraft Systems (RPAS) MQ-9 Bloque 5 Reaper es uno de los más importantes de las Fuerzas Armadas españolas, sobre todo con vistas a proporcionar en el futuro datos al Centro de Inteligencia de las FAS (CIFAS), que depende directamente Estados Mayor de la Defensa, aunque el sistema estará asignado y será operado por el Ejército del Aire.

Aunque ya era público que un pequeño número de profesionales del Ejército del Aire estaban destinados para la formación en el sistema en la denominada Holloman Air Force Base (Nuevo México) de la United States Air Force (USAF), hasta ahora no se tenía ninguna imagen de la actividad. Así mismo, además de las fotografías que ilustran la noticia, gracias a la USAF conocemos nuevos detalles, como que la unidad que está formando al personal español es el denominada 29th Attack Squadron (Escuadrón). Esta Unidad fue reactivada, de facto creada nuevamente, el 23 octubre de 2009, asignada a la denominada 49th Wing (Ala) que también tiene sede en la base de Holloman. Desde principio su principal misión ha sido la de formación de los futuros operadores MQ-9, lo que denomina la USAF como Formal Training Unit (FTU), una misión que ha ido en alza, a medida que cada vez se ha requerido más personal con esta capacidad. 

Tal demanda ha hecho ampliar la plantilla de docentes del Squadron, que cuando se activó tenía un cuadro de 20 instructores al mando de un teniente coronel. Desde entonces, más de 270 estudiantes militares internacionales, incluyendo pilotos y operadores de sensores, se han entrenado en Holloman. Así mismo está programado que cuando acabe el denominado fiscal year (año) 2017, los graduados superen la cifra de 300, a la vez que se está programando aumentar en el futuro inmediato el número de alumnos que se formen cada año hasta los 35-45.  

Estamos ante una formación esencial para operar el MQ-9, a la que ahora se añaden los profesionales españoles, de la que se han beneficiado previamente personal de: Reino Unido, Italia, Australia y últimamente del Armée de l´Air francés. Las imágenes de la USAF muestran a un comandante español que se está formando como piloto de los RPAS. El veterano profesional luce en su mono de vuelo los parches del curso de excelencia TLP, que actualmente se imparte en la base del Ejército del Aire de Albacete, que comparte con los del mencionado 29th Attack Squadron y el Air Combat Command (ACC), que es el mando de la USAF al que está asignado el Escuadrón.

Igualmente las imágenes muestran a un sargento de la institución castrense española, que estaría realizando el curso de operador de sensores, el otro puesto clave de la actuación del sistema, desde el que se obtiene los datos de inteligencia que proporciona el sistema.

En el texto que acompaña a la imágenes facilitadas a finales de abril, el capitán Steven que forma parte del 29th Attack Squadron, comenta: "Aquí en la escuela, los estudiantes internacionales obtienen una amplia comprensión de cómo llevar a cabo varias misiones que van desde las de Close Air Support (CAS) a las de Combat Search-and-Rescue (CSAR)". (Julio Maíz Sanz)

Fotografías:

·Una instructora de la USAF supervisa la instrucción de un suboficial español. Foto: USAF.

·Un “major” del 29th Squadron observa el trabajo de su colega del Ejército del Aire. Foto: USAF.

·Uno de los profesionales del Ejército del Aire, junto a los de la USAF, prepara la documentación. Foto: USAF.                                                                              

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.