Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El portaaviones Príncipe de Asturias será desguazado en Turquía

Tras permanecer atracado en el Arsenal de Ferrol desde febrero de 2013, el que fuese buque insignia de la Armada española, el portaaviones Príncipe de Asturias (R-11), será trasladado a Turquía para su  desguace, tras abrirse las ofertas de la segunda subasta pública puesta en marcha para su enajenación, en la que se precisa que debe ser deguazado. La primera subasta convocada, iniciada en diciembre de 2015, quedaba desierta, por lo que el 13 de julio de 2016 se ponía en marcha otra para su venta, fijando como precio 2.411.951,48 euros, cuya apertura de ofertas estaba fijada para el pasado 29 de septiembre. 

En el proceso de enajenación del portaviones Príncipe de Asturias se recibieron ofertas de tres empresas, aunque la Junta Delegada de Enajenaciones y Liquidadora de Material del Cantábrico (órgano que lleva a cabo la formalización de la Subasta) detectó deficiencias en la documentación administrativa de las tres empresas necesaria para poder acudir a la subasta. Finalizado el plazo de subsanación de las deficiencias, sólo la UTE formada por la española Surus Inversa y la turca Leyal solventó las deficiencias, siendo la única que se admitió a participar en la subasta.
 La ganadora es así la UTE (Unión Temporal de Empresas) formada la compañía española Surus Inversa y su socio turco, la empresa Leyal, que realizará el desguace en las instalaciones de Leyal sitas en el puerto de Aliaga (provincia Esmirna), en la costa del mar Egeo. Esta UTE ha ofertado 2.733.000-euros una cantidad un poco mayor del referido precio de salida. En breve, se dictará Resolución de adjudicación provisional, que se transformará en Definitiva por parte de la Junta Secundaria de Enajenaciones y Liquidadora de Material de la Armada sita en la Madrid, cuando se cumplimenten los requisitos exigidos (Autorización del transfer por parte de los Estados Unidos, ya que tiene equipos FMS (Foreign Military Sales) de esa procedencia, y de la exportación, por ser material de doble uso). Una vez que se adjudique definitivamente, la UTE dispone de un plazo de 10 días para formalizar la adjudicación, comenzando a contar desde ese momento el plazo (2 meses) para la retirada del buque de su lugar de atraque.

La Armada ha conseguido adjudicar el portaaviones después de que el 31 de marzo la primera subasta quedase desierta, así como las siguientes que contemplaba el Boletín Oficial del Estado (BOE), que hicieron bajar el precio de los 4,8 millones a 2,9. La caída del precio del acero en el mercado internacional hizo incluso peligrar su venta, con el consiguiente problema de mantener sine die el navío en el Arsenal Militar del Ferrol, donde tras desmontarle todos los elementos útiles se dio de baja oficial en la Lista Oficial de Buques de la Armada (LOBA) el 14 diciembre de 2013.

La empresa Surus Inversa ya se adjudicó en 2014 el antiguo petrolero de la Flota Marqués de la Ensenada que desguazó su socio en Turquía, cumpliendo la legislación vigente que prohíbe que los buques de guerra sean desguazados en países que no pertenezcan a la UE o la OTAN.  El Ministerio de Defensa, apremiada por los recortes presupuestarios, decidió dar de baja el navío en 2013, que de hecho llevaba desde 2012 paralizado y con una dotación restringida, para ahorrar costes. Un fín bastante antes de lo previsto, para un navío que en aquel momento llevaba en servicio apenas 24 años, pero que necesitaba ser sometido a una modernización. Así y ya con el nuevo Landing Helicopter Deck (LHD) Juan Carlos I en servicio, que asumía la mayor parte de las capacidades que realizaba el R-11 se procedió a su baja, habiendo de renunciar la Armada a la gran flexibilidad que otorga tener dos navíos con capacidad portaaeronaves. (Texto y fotografía: Julio Maíz Sanz)

Fotografía: El "Príncipe de Asturias" atracado en el Arsenal Militar del Ferrol.  Foto Julio Maíz/ defensa.com


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.