Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Navantia construirá parte del flotel de Pemex en Cádiz

(defensa.com) El astillero público Navantia ha decidido trasladar la construcción de ocho de los bloques que forman parte del flotel (hotel flotante) para la petrolera mexicana PEMEX de Ferrol al astillero de Puerto Real en Cádiz. La decisión viene motivada por la obligación de cumplir el requisito imprescindible del cumplimiento de los plazos de entrega, condición que quedó recogida en el contrato y que no estaría asegurada con la actual planificación de carga de trabajo.

De esta manera se pretenden solucionar los desfases detectados en la planificación y asegurar la fecha de entrega con el cliente ya que Navantia se comprometió a entregar el buque el 13 de julio de 2016, un mes antes de que el buque comience su actividad en el Golfo de México. Además Navantia pondrá en marcha otras medidas en áreas como ingeniería, compras o producción. En mayo comenzó el corte de chapa del buque y en agosto ya se anunció la externalización de la construcción de seis lotes formados por varios bloques de este programa.

El programa del flotel, denominado internamente Buque de Apoyo a Plataformas o BAP es de gran importancia para Navantia por diversas razones. Una es que supone la vuelta a la construcción civil del astillero después del anuncio de la finalización del veto impuesto por la Comisión Europea que limita su presencia fuera del mercado militar. Otro motivo es la importancia del cliente, la petrolera mexicana PEMEX, de la que el astillero espera poder obtener nuevos contratos en el futuro, pero para ello el cliente debe quedar totalmente satisfecho con el trabajo, algo que no se cumpliría si se retrasa la fecha de entrega, lo que supondría para la petrolera retrasar el calendario de trabajo ya establecido para el buque, por el que Navantia facturará 150 millones de euros.

Como no podía ser de otra manera, el anuncio ha provocado la indignación de los sindicatos de la empresa en Galicia que consideran que la decisión les perjudica. Por ello se habrían puesto en contacto con el alcalde de Ferrol para presionar a la empresa por lo que consideran un incumplimiento de lo acordado y han anunciado un calendario de movilizaciones. (J.N.G.)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.