Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


El VCR 8x8 del Ejército de Tierra contará con capacidad airbust en su cañón de 30 mm.

Las tres torres medias seleccionadas para el programa del Vehículo de Combate de Ruedas (VCR) 8x8 incluyen el cañón Mk44 Bushmaster II de 30 mm. de Orbital ATK ya que fue seleccionado por el Ministerio de Defensa como requisito del programa en base a un análisis pormenorizado de diversos criterios incluyendo los operativos, técnicos, económicos e industriales.

La decisión fue trasladada a través de la Unión Temporal de Empresas (UTE) a los suministradores de las torres, la tripulada Hitfist 30 de OTO Melara Ibérica y las no tripuladas Samson Mk2 de Pap Tecnos y la UT30MK2 de Elbit Systems.

Cabe reseñar que se incluyó la especificación de incluir el kit ABM o airbust munition, una capacidad que supone la posibilidad de emplear el armamento principal del vehículo de nuevas maneras. La munición de explosión aérea se puede programar para explotar sobre objetivos tras una desenfilada o dentro de un espacio cerrado una vez que se ha atravesado una pared exterior. Esta cualidad supone un incremento de letalidad del arma al combinar en este caso el cañón Mk44 de 30 mm. con la munición Mk310 Programmable Air Bust Munition o PABM diseñada para este arma bajo el concepto Airbust Munition System.

El cañón incluye un dispositivo para programar las espoletas de cada proyectil accionado desde la unidad de control de tiro del arma. Según se programe, la munición puede emplearse en modo explosión aérea, detonación en un punto concreto o con retardo, detonando el explosivo una vez que se ha atravesado por ejemplo una puerta o el blindaje ligero de un vehículo. (José Mª Navarro García)

Fotografías:

·Explosión aérea de un proyectil ABM de 30 mm. (Orbital ATK)

·Fotograma del patrón de fragmentación de una munición de 30 mm. ABM desde una visa lateral (Orbital ATK).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.