Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El 333 Escuadrón de Patrulla Marítima noruego recupera a Elmer the Rock en su visita al Grupo 22 en Morón

Una tripulación del 333 Escuadrón de Patrulla Marítima de la Fuerza Aérea noruega, que opera los P-3C en aguas del mar de Barents, en el Círculo Polar Ártico, ha visitado el Grupo 22 de Fuerzas Aéreas del Ala 11 (Base Aérea de Morón). El personal del Grupo 22 pudo explicar a ‘Los Santos’ -indicativo de la unidad noruega- el programa de modernización de los P-3M, así como las misiones principales en las que está actualmente implicado, entre las que destaca la Operación Atalanta contra la piratería en el Océano Índico.

Sin embargo, el vuelo de ‘Los Santos’ a la Base Aérea de Morón tenía otro propósito no declarado: recuperar a ‘Elmer the Rock’, un tripulante extraviado durante una visita que el Grupo 22 realizó a su base en 1998 como parte de los intercambios de Patrulla Marítima contemplados tras la adquisición de los P-3B a la Fuerza Aérea noruega.

Conforme indica su hoja de servicios, Elmer es una roca nacida en Islandia hace miles de años, adoptada por un escuadrón de B-24 ‘Liberator’ americano durante la Segunda Guerra Mundial y ‘extraviada’ sucesivamente por otros escuadrones, hasta acabar en el 333 noruego, no sin antes haber prestado servicio en Corea y Vietnam. La tradición obliga a ‘Los Santos’ a recuperar a su compañero descarriado, que tiene tendencia a reincidir, devolviendo la visita a los captores ocasionales.

Durante el periodo de servicio involuntario de Elmer en el Grupo 22, esta roca islandesa ha acompañado a los tripulantes del P-3 en numerosas operaciones nacionales e internacionales, motivo por el que mereció un puesto de honor en las celebraciones del 50 aniversario de la Patrulla Marítima española, el pasado 2013. Asimismo, en una de las misiones con Elmer a bordo, la unidad logró batir su propio récord de permanencia, con 16 horas de vuelo totales, pese a los problemas que ocasionó en el centro de gravedad del avión.

Tras 19 años en el Grupo 22, Elmer fue despedido como cualquier otro tripulante de la unidad, aunque en la misma ceremonia de entrega se hizo saber a ‘Los Santos’ que quizás se trate sólo de un ‘hasta la vista’, pues el destino de esta roca es seguir rodando por el mundo, siempre a bordo de un avión de Patrulla Marítima.

Fuente y fotografías: Ejército del Aire.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.