Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


El Mando de Defensa y Operaciones Aéreas se "enfrenta" a un 11S en Canarias

El 28 de junio despegaba un avión comercial del aeropuerto de Lanzarote hacia Lisboa, poco después de su salida el comandante comunicó que la aeronave había sido “secuestrada" y obligada a dar la vuelta hacía Canarias. Sobre este supuesto se desarrolló un simulacro en el que, una de las hipótesis contempladas, era que el grupo de terroristas que se apoderó de la aeronave tuviera la intención de impactar contra alguna zona habitada de las islas, lo que activó de inmediato al Mando de Defensa y Operaciones Aéreas (MDOA), que utilizando sus protocolos de actuación, tomó las medidas para controlar la situación. 

Suenan la alarmas en el hangar de alerta, el servicio de Quick Reaction Force (QRA) de la Base Aérea de Gando,  en la isla de Gran Canaria, y en minutos salen dos F/A-18A del 462 Escuadrón del Ala 46, que despegan para interceptar a la aeronave secuestrada. Adicionalmente, el MDOA activa el dispositivo de artillería antiaérea del Ejército de Tierra (ET), e incluso, aprovechando su presencia en aguas de Canarias, una fragata de la Armada clase F-100, la que da nombre a la clase Álvaro de Bazán, que  aporta sus sistema Aegis y su radar SPY-1D. Estamos ante en lo que en argot internacional se denomina como un caso de aeronave “renegade”.

Estamos ante un simulacro, previsto en la segunda parte del ejercicio SIRIO/DACEX-17, que se ha realizado en las Islas Canarias,  en concreto en uno de los estudiados supuestos previstos en la operación “Eagle-Eye” 17-2 de la que ya informó defensa.com, que lidera el Mando Aéreo de Combate (MACOM) del Ejército del Aire, cuya organización asume las funciones del MDOA, que depende directamente del Estado Mayor de la Defensa (EMAD).

El simulacro se había planificado de una manera precisa, que se materializaba a primera hora de la mañana del día 29 con el despegue de un Dassault Aviation Falcon 20 del 47 Grupo Mixto de Fuerzas Aéreas desde el Aeródromo Auxiliar de Lanzarote, que junto a la citada Base Aérea de Gando, fueron los puntos de despliegue de las aeronaves del Ejército del Aire participantes.

La  instalación del Ejército del Aire en Lanzarote comparte pistas con el aeropuerto de Guacimeta, cuyos controladores, al igual que el resto de los organismos de aviación civil en canarias, estaban plenamente informados y con los que se ha coordinado el supuesto táctico montado por el MDOA. Así, este mediático supuesto de la operación “Eagle Eye” 17-2, que ha conllevado un gran ejercicio de coordinación y adiestramiento, se cerraba con el éxito de neutralizar el posible “ataque” y la liberación de los viajeros y la tripulación. Además se han practicado otros supuestos de amenazas aéreas, todas debidamente neutralizadas, por la combinación de medios de Tierra, Mar y Aire.

El ejercicio contempló un amplio espectro de supuestos tácticos. Se ha practicado principalmente  dos tipos de acción: las de Combat Air Patrol (CAP), que se corresponden a patrullas aéreas  de combate preventivas en un área concreta, normalmente obtenida gracias a inteligencia, para interceptar y de ser imprescindible destruir aeronaves hostiles antes de que ataquen; y las operaciones de QRA, como la comentada.  También se han realizado misiones de perturbación de comunicaciones y otras de Electronic Warfare (EW) protagonizadas por el Falcon 20, otras de reabastecimiento en vuelo facilitadas por un KC-130H Hercules del Ala 31, operaciones SAR (Search and Rescue) protagonizado por el Airbus Helicopters H215 del 82 Grupo.

Destacar finalmente que el hecho de que el Ejército del Aire cuente en Canarias, además de con dos estaciones de radar denominados como Escuadrón de Vigilancia Aérea (EVA), con las citada instalaciones de Gando y Lanzarote, permita simular más eficazmente ejercicios tan complejos como éste. Así, en Lanzarote, además de operar los Falcon 20 y el Hercules tanker, se han desplegado cinco Eurofighter pertenecientes a las Ala 11 y 14, que realizaron combates simulados con los F/A-18 del Ala 46 reforzados por una decena de EF-18M procedentes de la península, pertenecientes al Ala 12 y 15 de y 5  C-101 del Grupo de Escuela de Matacán GRUEMA desplegados en la Base  Aérea de Gando en Gran Canaria. Así mismo, para posibilitar el despliegue de las citadas aeronaves de Lanzarote, se utilizó el nuevo A400M del Ejército del Aire. (Julio Maíz/Antonio Rodríguez Santana)

Fotografías:

·Imagen: Dos cazabombarderos aterrizando en Gando, un biplaza EF-18 del Ala 15, y un F/A-18A del Ala 46 despegan en formación. Foto: Antonio Rodríguez Santana.

·La fragata de “Álvaro de Bazán” F-101, en el muelle de Santa Catalina del puerto Las Palmas de Gran Canarias. Foto: Antonio Rodríguez Santana.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.