Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejército del Aire español a la búsqueda de un nuevo avión entrenador

El Ejército del Aire lleva varios años diseñando y evaluando la sustitución de su sistema de enseñanza en vuelo, cuyo actual estandarte  es el avión de entrenamiento básico  C-101. Este  programa parece tomar un importante impulso a finales de 2017. Así, durante el pasado mes de diciembre, se ha constituido en la DGAM (Dirección General de Armamento y Material) una oficina del programa del denominado Avión de entrenador básico para la AGA (Academia General del Aire),  que encabezará el coronel del Ejército del Aire Enrique Martínez Vallas.

El reto a corto plazo es buscar un sustituto para el biplaza CASA (actualmente Airbus) C-101,  principal material de vuelo de la AGA, para la instrucción del vuelo básico y que está próximo a alcanzar el límite de su ciclo de vida. Cuestión de la que es muy consciente el Ejército del Aire, que a través de su División de Planes, ya  inició en  2009 la búsqueda de un sustituto.  El recambio  de este avión entrenador reactor, como están haciendo otros países  de la OTAN,  se basaría en la búsqueda de un sistema con importantes avances tecnológicos, aunque con costes operacionales contenidos, que permita una enseñanza en vuelo gradual en sistemas semejantes a los que actualmente emplea el Ejército del Aire, evitando que los alumnos sean sometidos a un gran salto tecnológico.

La solución pasaría por la implantación de un Sistema Integrado de Enseñanza en Vuelo, más conocido por su designación en inglés de ITS (Integrated Training System). El Ejercito del Aire dividiría la implantación en dos fases: la primordial que se aplicaría en la AGA, y una segunda etapa que tendría como objetivo renovar la enseñanza en los centros  de vuelo avanzado, como son la Escuela de Caza y Ataque, Transporte, Helicópteros, y  la de sistemas tripulados remotamente o de UAS (Unmanned Aerial System).

Así, el primer objetivo será incorporar lo antes posible de un aparato turbopropulsado de altas prestaciones, cuyos principales candidatos  se han estudiado y evaluado extensamente por parte de la institución castrense como ya contamos en defensa.com. La renovación podría ser mediante adquisición directa o contrato por servicios.  Entre los países de nuestro entorno, en  Reino Unido la RAF (Royal Air Force) se ha inclinado, al igual que en otros programas militares británicos, como el de los aviones de transporte/reabastecimiento en vuelo A330 MRTT,  por la solución de contratar a la empresa privada. En 2016 ponía en marcha el denominado programa UKMFTS (United Kingdom Military Flying Training System ) con un alto grado de externalización de servicios y que confía las enseñanza en los entrenadores Grob G120P y Beechcraft (pertenece a Textron Aviation)  T-6C Texan II, para las fases de vuelo elemental y básica respectivamente.

En el caso de Francia, se formalizó  un contrato en enero de 2017 que contempla operar con una flota de 17 aparatos de fabricación suiza Pilatus PC-21, que aunque han sido adquiridos por las empresas Dassasult y Babcock, el Armée de l´Air francés los operará en régimen de  leasing que, cuando finalice, se ha pactado adquirir. La postura francesa supone una menor externalización, lo que redunda en un  control superior del sistema de enseñanza.

En este punto recalcar que el norteamericano Texan II es uno de los más valorados por el Ejército del Aire por su relación calidad/precio-costes operativos, aunque a decisión está actualmente en manos del referido programa de la DGAM.

Según el medio oficial del Ejército de Aire, la revista Aeronáutica y Astronáutica,  el sistema seleccionado elegido debería estar operativo y listo para el curso académico 2021-2022, además, al igual que el Armée de l´Air , se emplearía como plataforma única para el vuelo básico y elemental, lo que además de recortar los costes de enseñanza, facilitaría mucho el paso a los diferentes modelos de las Escuelas de Enseñanza especializadas y a las aeronaves  operativas.  Además el ITS seleccionado constará de un importante segmento terrestre con un entrenador de salida de emergencia en tierra, modernos simuladores de vuelo de tipo FSTD (Flight Simulation Training Devices) conectados en red, y un sistema integrado de enseñanza asistido por ordenador de los denominados CBT (Computer Based Training).

Respecto a la segunda fase, se estudiarían diversas alternativas dado la gran diversidad del material de enseñanza  a sustituir progresivamente, como serían los transportes CN235, los helicópteros EC120 y S-76, o los UAV de Salamanca. Sí bien, lo más urgente, sería el reemplazo del biplaza Northrop (actualmente Northrop Grumman Corporation) F-5M, que actualmente emplea la Escuela de Caza y Ataque,  en el año 2025 aproximadamente. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía:  Imagen de las colas de varios C-101 asignados a la AGA. Foto: Julio Maíz/defensa.com.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.