Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

JEMAD: “Hay que iniciar las bases de una política común de nuevas inversiones en defensa”

(defensa.com) Durante su comparecencia ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) reclamó una estabilidad presupuestaria que permita una previsión de financiación para asegurar el planeamiento a medio y largo plazo de las Fuerzas Armadas. Destacó dos factores que deben incidir en este proceso de planeamiento. El primero serían los dos criterios establecidos en la reciente Cumbre de Gales, que cifran unos objetivos de al menos el 2 % del PIB para el presupuesto de Defensa y un 20% de este presupuesto para inversiones en equipamiento militar en los próximos diez años. Aunque reconoció que los dos criterios de la cumbre de Gales son un elemento de apoyo a la filosofía aunque sea desde el punto de vista conceptual, sin embargo es la línea en la que debería avanzarse.

El segundo ha sido la puesta en marcha en las Fuerzas Armadas españolas del núcleo de la fuerza conjunta. Según el JEMAD, los objetivos de capacidades militares, desde el punto de vista presupuestario, tienen tres elementos fundamentales que son el sostenimiento de la fuerza, la modernización de la fuerza y el adiestramiento.

El sostenimiento está formado por el mantenimiento y el aprovisionamiento de la fuerza y en el nuevo presupuesto para 2015 la partida para sostenimiento y mantenimiento se reduce un 1,49 %. Sin embargo dados los presupuestos, el sostenimiento se centrará eminentemente en las unidades desplegadas y en las que constituyen el núcleo de la fuerza conjunta. Esto quiere decir que las fuerzas que están destacadas en operaciones están sostenidas al 100 % mientras que el núcleo de la fuerza conjunta está sostenido en los plazos previstos de alistamiento para sus cometidos. Sin embargo el resto de las fuerzas están a un nivel del 70% de sostenimiento y alistamiento.

En el caso de que haya elementos que se puedan hacer inutilizables por falta de sostenimiento, se estudiará caso por caso pero se aplicarán las medidas necesarias para que el material sea siempre recuperable, priorizando aquellos que sean necesarios. El material que ha sufrido esta situación por la disminución del sostenimiento por motivos presupuestarios se mantiene en un nivel de utilización mínimo para que sea recuperable cuando aumenten las capacidades.

La modernización en las Fuerzas Armadas españolas se articula principalmente en torno a los Programa Especiales de Armamento (PEAs) aunque las tres ramas tienen asignaciones mínimas para mantener modernizaciones de nivel inferior a los PEAs. Sin embargo se hace necesario poner en marcha planes de modernización a medio y largo plazo para obtener las capacidades necesarias en un plazo de cinco a veinte años. Sin embargo será necesario comprometer nuevas inversiones que eviten la pérdida de capacidades. La de adiestramiento es una de las pocas partidas que ha crecido de manera apreciable al incrementarse un 7,6 %, además los cuarteles generales del Ejército de Tierra, Armada y Ejército del Aire han apostado por el uso de simuladores. (J.N.G.)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.