Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Homenaje del ejército de Filipinas a los héroes españoles de Baler

El Gobierno de Filipinas homenajeó el 30 de junio a los miembros del Ejército español que en 1898 resistieron atrincherados casi un año en la Iglesia de Baler (Luzón-Filipinas) en el curso del conflicto de independencia del archipiélago, que pasaría posteriormente a ser una Colonia de Estados Unidos durante décadas. La gesta comenzó el 30 de junio de aquel año, cuando en el curso de la guerra entre Estados Unidos y España, que se encadenó a la de la Independencia de Filipinas,  un pequeño grupo de 55 militares españoles (50 suboficiales y tropa, 3 oficiales, un médico y un sanitario), acompañados por tres religiosos, se atrincheraron en la iglesia de San Luis, en la localidad de Baler.

Allí, totalmente aislados, resistieron con heroísmo frente a unas fuerzas muy superiores, sin enterarse al cabo de los meses de que la guerra había acabado e incluso que mediante los tratados de París, firmados el 10 de diciembre de aquel año, España había entregado Filipinas a los Estados  Unidos.  El 2 de junio de 1899, tras combatir aislados durante 337 días, los españoles finalmente se rindieron.

Reconociendo el valor de los españoles, los sitiadores filipinos permitieron a los 33 supervivientes abandonar la iglesia de Baler con sus armas y en formación, rendiéndoles honores militares. La historia llegó a Manila, donde el primer presidente filipino, Emilio Aguinaldo, emitió un decreto el 30 de junio de 1899 que reconocía el valor de “los últimos de Filipinas”, como popularmente se les ha conocido.

En recuerdo de este decreto de aquel primer presidente, no reconocido oficialmente, dado que Filipinas se había entregado a Estados Unidos, en 2003 el Gobierno filipino declaró el 30 de junio como Día de la Amistad hispano-filipina, que desde 2007 se viene celebrando en Baler con un homenaje a aquellos militares del Ejército español.

En el acto, además de la interpretación de los himnos de España y Filipinas, se colocó  una corona de flores ante la Iglesia de San Luis, y las fuerzas del Ejército de Filipinas dispararon, con sus carabinas M-4, 21 salvas de honor a los caídos de ambos bandos. La iglesia de San Luis fue reconstruida en 1939.

En honor a  aquellos militares, una de las unidades del Ejército de Tierra, el Batallón de Infantería Motorizada, el “Filipinas” I/47, perteneciente al Regimiento de Infantería “Palma” nº 47 con sede en Baleares,  tiene la consideración de herederos de los héroes de Baler. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Acto de imposición de la corona en la Iglesia de Baler. Foto: Gobierno Municipal de Baler.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.