Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La fábrica de armas de La Coruña reorienta su producción tras la adjudicación de la gestión a Hércules de Armamento

(defensa.com) La mesa de adjudicación concesional otorgó a la propuesta de la empresa Hércules de Armamento la mayor puntuación (63 puntos) por delante de la propuesta competidora del grupo coruñés IFFE (Instituto de Formación Financiera y Empresarial), que obtuvo 54 puntos. Después de este anuncio, el 15 de septiembre, se abrió un plazo de diez días para presentar los avales antes de que el Ministerio de Defensa formalice la adjudicación de la gestión de la fábrica.

Además deberán presentarse los avales exigidos en el pliego del concurso y el primer pago del canon por el uso de las instalaciones. Hércules anunció que pagaría por este concepto 250.000 euros el primero año y para el segundo esa misma cantidad más un 2 % de la facturación.

Hércules de Armamento está presidida por Ramón Mejuto, anterior director de la planta de General Dynamics Santa Bárbara Sistemas en Coruña y tiene por objetivo convertir esta antigua fábrica de armas en un referente industrial de la región. Para ello orientará la actividad hacia otros sectores como el de la nanotecnología para la industria aeronáutica y automovilística o el equipamiento médico. Esto requerirá un plan de reordenación de la planta dado que las instalaciones están actualmente orientadas a la producción de armamento, por lo que esta capacidad se concentrará en algunas de las ocho naves con que cuenta, liberando otras para las nuevas actividades.

El año pasado General Dynamics Santa Bárbara Sistemas devolvió la gestión de esta planta al Gobierno y en junio de ese año cesó la actividad de esta planta, que llevaba trabajando desde 1937 de forma ininterrumpida. El Ministerio de Defensa decidió sacar a concurso la gestión de estas instalaciones de las que es propietario para rentabilizarlas. La planta está catalogada como fábrica estratégica por lo que debe mantenerse la capacidad de fabricar armamento y en caso de que Defensa lo solicite, dedicarse a ello antes que a otra actividad. Sin embargo se da la circunstancia de que el Ministerio de Defensa incluyó en los pliegos la posibilidad de que la planta se dedique al sector civil.

El sindicato UGT ha solicitado a la Consellería de Industria de la Xunta de Galicia, al Concello de La Coruña y a los partidos de la oposición a que analicen el plan de Hércules de Armamento antes de formalizar la adjudicación y han aprovechado para solicitar que los 61 empleados despedidos de la planta tengan prioridad para ser contratados. Se da la circunstancia de que la propuesta de IFFE era la que contaba con el apoyo de los trabajadores despedidos. (J.N.G.)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.