Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejército de Tierra español replantea su capacidad de lucha en montaña

El plan que tiene en marcha el ET (Ejército de Tierra) español para adaptar sus principales unidades de combate a la estructura de BOP (Brigadas Orgánicas Polivalentes) se va revertir parcialmente con la finalidad de mantener más fuerzas de Tropas de Montaña y poder contar con dos Regimientos con dicha capacidad.

Debido a la adaptación de las principales unidades del ET a la plantilla BOP estaba en marcha una progresiva reestructuración/reducción de las fuerza con capacidad  de lucha en montaña, cuyo pasó final fue la desaparición de la Jefatura de Tropas de Montaña “Aragón”, que tenía Cuartel General en Jaca (Huesca), pasando el 1 de enero de 2017 su personal a integrarse en la nueva Brigada “Aragón” I.

En el campo de este apartado de tropas adaptadas a la lucha en montaña, se contemplaba contar finalmente con cuatro unidades con dicha capacidad. Así, se mantenía como principal fuerza  el Regimiento de Cazadores de Montaña “Galicia” 64, ubicado en Jaca, y que era uno de los tres Regimientos adscritos a la desaparecida Jefatura de Montaña. Adicionalmente se programó contar con una capacidad adicional  de otras unidades de mucho menor entidad numérica, que se materializaría con  tres compañías, según nos confirmaba el ET, adscritas a los Regimientos  “Tercio Viejo de Sicilia” 67 (San Sebastián), “Garellano” 45 (Bilbao) y “Arapiles” 62 (Barcelona).  De estos últimos, solo la adscrita al “Arapiles” tiene experiencia en este campo, ya que el Regimiento pertenecía anteriormente a la Jefatura de Tropas de Montaña. Las otros dos, estaban actualmente en fase inicial para ir asumiendo las capacidades de lucha en montaña, lo que representa un importante cambio y esfuerzo de cambiar la doctrina, tipo instrucción, equipamiento, etc.

Paralelamente el Regimiento  de Infantería “America” 66, con base en Azoiáin (Navarra), que era la tercera unidad adscrita a la desaparecida Jefatura, estaba en pleno proceso de convertir a su único Batallón el "Montejurra" I/66 de una  unidad de montaña a una de Infantería Motorizada, que ya llevaba en su designación.

Dicha reestructuración, que conlleva perder importantes capacidades en el campo de la guerra en montaña,  finalmente se ha reconsiderado, en un momento todavía muy inicial de los planes previstos, lo que facilita mucho la reversión.  Así, desde la institución castrense nos explican que “el proceso de transformación del Ejército de Tierra es un proceso continuo que se adapta en función de las necesidades y de las disponibilidades”.

Así, con la finalidad principal de ahorrar costes y, sobre todo, ganar en cohesión y operatividad, se ha decidido aprovechar las capacidades remanentes del “América”  66 y unificar en esa unidad la capacidad de Cazadores de Montaña de las tres compañías mencionadas. Obviamente el recuperado rol del Regimiento con base en Navarra, al pie de los Pirineos, no conlleva variar su nueva pertenencia a la Brigada “Guadarrama” XII que tiene sede en El Goloso (Madrid).

Con los nuevos planes, el ET contará con dos muy experimentadas unidades con una alta capacidad de combate en montaña, los Regimientos “Galicia” 64 y  “América” 66, ambos pertenecientes a la extinta Jefatura de Tropas de Montaña. La experiencia de operaciones internacionales como las de Afganistán, Bosnia Herzegovina, etc., indican que es muy necesario contar con fuerzas de este categoría, que mantienen en un nivel alto, incluso superpotencias como los Estados Unidos, que cuentan con una poderosa fuerza a nivel de División, en concreto la 10th Mountain Division. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Vehículos Bv206 y cazadores del “Galicia” 64 entrenándose en medio de una nevada. Foto: Ejército de Tierra.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.