Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejército del Aire en el Red Flag 16-4 tras ocho años de ausencia

El 26 de agosto finalizó el ejercicio multinacional Red Flag 16-4 que tuvo lugar en la base de la Fuerza Aérea estadounidense en Nellis, Nevada, donde el Ejército del Aire participó tras ocho años de ausencia. El Ejército del Aire participó con ocho aviones de combate F-18 de las alas 12 y 15 además de dos C-130 Hércules de repostaje del Ala 31.Los ejercicios Red Flag comenzaron en 1975 y reúnen a las fuerzas aéreas estadounidenses y la de sus aliados para la realización de ejercicios de combate aire-aire y de supervivencia a las defensas antiaéreas, poner en común tácticas y procedimientos y mejorar la interoperabilidad de los aliados. Organizado por el Escuadrón 414 de Entrenamiento de Combate de la Fuerza Aérea estadounidense, pone a prueba la capacidad logística de las fuerzas expedicionarias que deben enviar no solo los aviones participantes sino toda la logística necesaria para sostenerlos durante los ejercicios, incluyendo repuestos, técnicos y demás personal.

Los pilotos españoles que han participado en la edición de este ejercicio han destacado la posibilidad de realizar entrenamientos en condiciones diferentes a las que se pueden encontrar en ejercicios europeos o donde participan exclusivamente fuerzas aéreas europeas. Se perfeccionan las comunicaciones, el idioma, el uso de procedimientos OTAN y se pueden poner a prueba las capacidades de tripulaciones y aeronaves frente a adversarios y aviones no habituales en Europa. Destacaron el nivel de las amenazas superficie-aire a las que tuvieron que enfrentarse durante los ejercicios, así como la posibilidad de emplear munición real o realizar operaciones nocturnas todo ello con una diferencia horaria de nueve horas respecto al horario español.

El despliegue español

El ejercicio Red Flag 16-4 se desarrolló entre el 15 y el 26 de agosto, pero la participación del Ejército del Aire español ha requerido un despliegue que comenzó mucho antes. El 29 de julio partieron hacia Estados Unidos dos C-130 Hércules que transportaron personal y material necesario para la operación, seguidos de otros dos Hércules más. Además se desplazaron un Airbus A310 del 45 Grupo de Fuerzas Aéreas y un Boeing 707 del 47 Grupo para desplegar el contingente que ha alcanzado las 200 personas.

La fase de proyección finalizaba el pasado día 13 con llegada de los F-18 y los dos Hércules de reabastecimiento a la bese de Nellis. La proyección requirió de la participación de dos aviones de reabastecimiento KC-10 de la Fuerza Aérea estadounidense, que permitieron la llegada de los aviones españoles a la base naval de Norfolk, desde donde partieron hasta Nellis.

Además el vuelo transoceánico requirió de una operación de apoyo mediante medios de Búsqueda y Salvamento en la que participaron un P-3 Orión, dos D.4 VIGMA y un HD.21 Superpuma, apoyados por elementos aéreos portugueses, unidades que han operado desde Santiago de Compostela y Lajes en las Azores para cubrir por tramos el vuelo de los aviones españoles a lo largo del Atlántico. (José Mª Navarro García)

Fotografía: F-18 del Ejército del Aire en la pista de Nellis el pasado 17 de agosto (USAF)

                                                  VER GALERÍA FOTOGRÁFICA


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.