Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Comisión Europea confirma el fin del veto a la construcción civil en Navantia

(defensa.com) A partir del 1 de enero de 2015 Navantia podrá competir libremente en el mercado civil. El Vicepresidente de la Comisión Europea y comisario europeo de la Competencia, Joaquín Almunia, ha ratificado la finalización,  el 1 de enero del próximo año, del veto a la construcción civil en el astillero público Navantia, tras una interpelación parlamentaria de la europarlamentaria Lidia Senra de Alternativa Galega de Esquerda (AGE).

La respuesta no deja margen a la duda “el 1 de enero del año próximo expiran los compromisos de España entre los que se encuentra la limitación de las ventas civiles de Navantia hasta un máximo del 20 por ciento de las ventas totales como media móvil de tres años, durante un periodo de diez años, registrada en la decisión correspondiente de la Comisión sobre el seguimiento de los asuntos relativos a Izar, predecesora de Navantia”. El astillero público y el país “ya no estarán obligados por esos compromisos” que propuso España en 2005 “por lo que ya no se aplicará la limitación relativa a la construcción naval civil”.

Recordemos que el 2005 el Gobierno español pactó con la Comisión Europea que durante diez años Navantia se dedicaría principalmente a la construcción naval militar y que facturaría en el civil como máximo el 20 por ciento. Esto se hizo para que la Comisión Europea dejara de reclamara España 1.200 millones de euros que el Gobierno había concedido en concepto de ayuda y que Europa consideró ilegales.

Fuentes de Navantia confirman que “la finalización (del veto) estaba expresamente prevista en la decisión que instauró formalmente las limitaciones, al establecer un plazo de vigencia que vence al término del presente año.”

Ahora hay vía libre para que Navantia busque contratos civiles, habiendo dos sectores en los que el astillero público quiere introducirse como son la construcción de buques para el transporte de gas y en los parques eólicos. En el primer caso podría formalizarse en breve la petición de la empresa Gas Natural para el último gasero, que aún se negocia.

Navantia espera que a partir del año 2015 la obtención de contratos en el sector civil permita compensar la reducción de carga de trabajo en el área militar. Ahora se espera que tanto el Gobierno como la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, propietaria de Navantia) y la Xunta de Galicia tomen parte activa en la obtención de contratos que aseguren la carga de trabajo sobre todo para aquellos astilleros que se dedicaban mayoritariamente a la construcción civil, herederos de la antigua Astano en Ferrol y Fene. (J.N.G.)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.