Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Artillería española quiere recuperar su puño de hierro

Uno de los más espectaculares sistemas de artillería con los que contaba el ET (Ejército de Tierra) español era el de lanzacohetes Teruel, que lanzaba hasta 40 cohetes con una carga explosiva de casi 7 kilógramos a una distancia de 25 kilómetros, lo que proporcionaba una capacidad de saturación de fuego impresionante. Esa capacidad es lo que se busca recuperar ahora, con material de última generación.

Desgraciadamente el Teruel llegó al final de su vida operativa en 2011, que fue uno de los peores años de la crisis que tanto afectó a España y en especial a su gasto en defensa, cuando ya se había estudiado su sustitución por el denominado  SILAM (Sistema Lanzador de Alta Movilidad).  Este último sistema estaba previsto se basase en el estadounidense de  última generación HIMARS (High Mobility Artillery Rocket System), que es la versión ligera sobre vehículo de ruedas, del extendido M270 MLRS (Multiple Launch Rocket System), que está montado sobre un pesado vehículo de cadenas, cuya producción finalizó en 2003.

Tras pasar lo peor de la crisis el ET quiere recuperar esta importante capacidad, como ya nos adelantaba a finales de año el actual JEMALE (Jefe del Mando de Apoyo Logístico) del ET, el teniente general Ramón Pardo de Santayana y Gómez de Olea, durante la entrevista que concedió a la revista Defensa en su número 476. En dicho trabajo el general nos confirmaba que es una de las capacidades que la OTAN ha pedido que España vuelva a tener.

A estas afirmaciones se suman ahora las del Director de la Academia de Artillería e inspector del Arma, el coronel José María Martínez Ferrer en la revista oficial Memorial de Artillería. Así, el veterano artillero afirma que: “Entre los medios productores de fuego, destaca sobremanera la necesidad de contar con lanzadores de cohetes”. El coronel recordó que, ya cuando se dio de baja el sistema Teruel, de los que existían 14 lanzadores, que estaban en dotación en el Regimiento de Artillería Lanzacohetes de Campaña (RALCA)  nº 62, la previsión era que serían sustituidos por el referido programa SILAM, basado en el HIMARS.  Una necesaria capacidad que actualmente podría recuperase, para lo que está trabajando activamente el ET.

Tras finalizar  el denominado DNO (Documento de Necesidad Operativa) del SILAM, cuya preparación nos adelantó  el JEMALE, el documento ya ha sido remitido al JEMAD (Jefe del Estado Mayor de la Defensa) según el coronel Martínez, para su posible inclusión en el nuevo ciclo inversor.

Sobre la necesidad del sistema, destaca el coronel:  “La munición cohete representa un salto cualitativo y cuantitativo en la capacidad de apoyo a prestar, permitiendo batir con eficacia, precisión y rapidez objetivos situados en profundidad”. También apunta que, por las referidas razones, el sistema debe ser adquirido para dotar al actual RALCA nº 63, heredero de la tradición cohete del extinto RALCA Nº 62.

La decisión de adquirir el ET un sistema basado en el HIMARS parece más que adecuada, ya que además de dotarse de un  moderno sistema lanzador de cohetes sobre ruedas, que entre otras ventajas puede ser proyectado en un avión tipo C-130 Hercules o Airbus Defence and Space (DS) A400M, estamos ante un sistema de lanzamiento cuyos pod de disparo de seis cohetes de 227 mm o un misil táctico MGM-140, son intercambiables con el veterano M270A1 MLRS. Esta circunstancia  haría altamente interoperativos a los HIMARS españoles con los M270 que emplean la mayoría de los aliados de la OTAN, como son los mismos Estados Unidos, Alemania, Francia, Grecia, Italia, Reino Unido y Turquía, sólo por cita los operadores miembros de la Alianza.      

EL HIMARS  es utilizado actualmente por los Estados Unidos (US Army, ANG (Army National Guard) y los Marines), además de varios países: estando en el ámbito de la Alianza Atlántica, Polonia en fase de adquisición de 160; mientras que Rumania, en agosto de 2017, obtuvo la autorización del Congreso de los Estados Unidos para adquirir 54 unidades. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: LCPL Seth Maggard, USMC.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.