Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Arguelles anuncia un nuevo modelo de política industrial para el Ministerio de Defensa español y la elaboración de un catálogo de capacidades esenciales

(defensa.com) El Secretario de Estado de Defensa (SEDEF), Pedro Argüelles, informó en las  Jornadas de Seguridad y de Defensa, organizadas por la Fundación Círculo de Tecnologías para la Defensa y Seguridad, de la puesta en marcha de un nuevo modelo de política industrial que se debe basar en elementos clave como la estabilidad presupuestaria y en la supervisión parlamentaria.

Según Arguelles, en la reciente cumbre de la OTAN en Cardiff quedaron claras dos cuestiones principales: la primera es el incremento de la inestabilidad global que afecta a los intereses de la OTAN y de Europa que se enfrenta a conflictos regionales de marcado componente asimétrico con elevados riesgos. La segunda es la necesidad de que los países miembros se doten de capacidades, de ahí el anuncio del objetivo de inversión del 2% del PIB para dentro de diez años.

Para enfrentarse a este tipo de riesgos y amenazas, las fuerzas armadas demandan cada vez más soluciones en el área del mando y control, el trabajo en red, la gestión de objetivos en zonas difíciles (para evitar daños colaterales), las capacidades ISTAR (Inteligencia, Vigilancia Adquisición de Objetivos y Reconocimiento) o de ciberguerra. Estos son programas de alta tecnología, por lo que la tecnología será el elemento clave que determinará en gran medida las necesidades de seguridad nacional.

La industria de defensa española debe poder satisfacer estas necesidades, sin embargo se encuentra en un mercado muy globalizado y de alta competitividad, por lo que si quiere sobrevivir, tendrá que cambiar. Según Argüelles, el Ministerio busca reducir los efectos de la crisis económica en el desarrollo tecnológico de las Fuerzas Armadas, por lo que para que este no se detenga es necesario atender las obligaciones de pago a la industria. De ahí que se haya recurrido a los créditos extraordinarios para atender estos pagos, un mecanismo que defendió y que cuenta con todas las garantías legales.

El SEDEF a su vez valoró el recurso al Tribunal Constitucional recientemente presentado contra el mecanismo de financiación de los Programas Especiales de Armamento, considerando que es un factor de incertidumbre sobre el modelo ya que la estabilidad es una necesidad para poder llevar a cabo el planeamiento de las necesidades y financiación de las FAS.

El SEDEF anunció que el Ministerio de Defensa está trabajando en un nuevo modelo de política industrial para el nuevo ciclo inversor en defensa que permita la modernización de las fuerzas Armadas y proteja a la industria de defensa nacional. Este modelo seguirá una “hoja de ruta” que enumeró:

1-En primer lugar hay que determinar las capacidades militares estratégicas. En este sentido ya existe un catálogo de Capacidades Estratégicas Esenciales que se ha redactado y enviado a la industria para que lo estudie y valore y que se espera pueda ser enviado al Consejo de Ministros en Breve. Este recoge las necesidades de las Fuerzas Armadas y un mapa del sector industrial basado en los riesgos y amenazas contra la seguridad.

2-Después definir un plan de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i). En este sentido recordó el anuncio del Consejo de Ministros de julio en el que se trasladaba el liderazgo de la política industrial de las empresas de Defensa participadas por el Gobierno al Ministerio de Defensa.

3-La industria de defensa española debe ser competitiva, para ello se ha iniciado un nuevo ciclo inversor que se ha materializado con las partidas financieras en el presupuesto del Ministerio para dos programas seleccionados por el JEMADS como son el vehículo  8x8 del Ejército de Tierra y F-110 para la Armada. Argüelles defendió en este sentido el efecto tractor que sobre la industria tienen este tipo de programas.

4-Por último se debe disponer de una financiación estable que permita continuar el ciclo inversor y que no dependa de la coyuntura. De ahí que Argüelles anunciara que los próximos 20 proyectos tecnológicos que se han seleccionado serán gestionados por el nuevo modelo que contará con dos elementos clave como son los mecanismos para asegurar los pagos pero por otro lado la existencia de mecanismos de control parlamentarios más importantes que redunden en la transparencia.

Argüelles considera que es el momento adecuado para poner en marcha este nuevo modelo de financiación de las Fuerzas Armadas que se base en dos elementos como son la estabilidad económica y la responsabilidad y transparencia pública de los programas. Tanto la industria como las Fuerzas Armadas deben conocer las disponibilidades financieras a largo plazo para poder tener estabilidad con la que poder planificar las acciones. De ahí que la nueva política de financiación debe materializarse en un acuerdo constructivo como anunció durante la presentación de los presupuestos de 2015.

Las 16 Jornadas de del Círculo de Tecnologías para la Defensa y Seguridad han tenido lugar los días 5 y 6 de noviembre en el CaixaForum de Madrid y se han centrado en la globalización e internacionalización de la Defensa y la Seguridad así como en la necesidad de reinventar el sector. En los próximos días publicaremos en defensa.com las principales conclusiones extraídas. (J.N.G.)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.