Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Pyongyang y Seúl afianzan su capacidad en el ámbito de los misiles: el Sur pone a prueba los "Spike" y el Norte incrementa el alcance de los "KN-01"

(defensa.com) La carrera armamentística en la península coreana continúa, a pesar de la calma  aparente entre el Norte y el Sur. En los últimos días, Corea del Norte y Corea del Sur han llevado a cabo importantes avances en lo que a su fuerza de misiles se refiere. Así, mientras que Pyongyang ha conseguido mejorar las prestaciones de su misil antibuque KN-01 dotándolo de una capacidad de alcance de 300 kilómetros, Seúl ha llevado a cabo con éxito una prueba con los Spike, capaces de alcanzar objetivos en territorio norcoreano.

Ambos anuncios se conocen en una fecha simbólica para las relaciones intercoreanas, el pasado 23 de noviembre se cumplieron tres años del fallecimiento de dos civiles y dos infantes de marina de Corea del Sur en un ataque de la artillería norcoreana en la isla Yeonpyeong, muy cerca de la frontera marítima de ambos países.

Seúl llevó a cabo las pruebas de su nuevo misil balístico, de origen israelí, durante la semana pasada cerca de la zona en la que tuvieron lugar los ataques norcoreanos, en las islas de Yeonpyeong y Baengnyeong, ubicadas en el mar Amarillo. El ensayo consistió en localizar e interceptar un blanco con el Spike, capaz de destruir objetivos en una distancia de hasta 20 kilómetros. Además, y según confirmó la agencia de noticias Yonhap, Corea del Sur también realizó una serie de maniobras militares en la zona para conmemorar este trágico tercer aniversario, donde intervino la Fuerza Aérea, la Infantería de Marina y el Ejército. Los Spike  se desplegaron el pasado mes de mayo en la misma zona, después de que Corea del Norte realizase una serie de pruebas con misiles de corto alcance en medio de la crisis de principios de año que estuvo a punto de desencadenar un nuevo conflicto.

Por su parte, Corea del Norte ha desarrollado un nuevo misil antibuque que supone una modernización del  KN-01, que en un principio sólo contaba con un alcance de 160 kilómetros. Esta información habría sido confirmada por medios de comunicación surcoreanos, que detallan que estos misiles, con un renovado alcance hasta los 300 kilómetros, se ubicaron en una región próxima a la frontera con Corea del Sur, muy cerca del complejo industrial de Kaesong.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.