Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

En una de las primeras acciones de rearme destinado al G5 Sahel, Mauritania recibe de Francia diez todoterreno ALTV

El Jefe de Estado Mayor del ejército de Mauritania,  Mohamed Ould Cheikh Mohamed Ahmed, presidía la recepción de una decena de todoterrenos entregados por Francia que reforzarán la capacidad de actuación de la fuerza conjunta denominada G5 Sahel. Con esta cesión, materializada a finales del pasado mes de enero, la República francesa pretende reforzar el componente mauritano de la fuerza conjunta policial y de seguridad africana denominada G5 Sahel, que integran, junto a Mauritania,  Burkina Faso, Chad, Mali y Níger.

Aunque ésta fue creada oficialmente el 16 de febrero de 2014, tras una cumbre en la capital mauritana, Nuakchot, hasta el pasado año no ha sido impulsada realmente por parte de París. Los vehículos 4x4 entregados  a Mauritania son de la firma francesa Acmat Defense (filial de Renault Trucks Defense), del tipo ALTV (Acmat Light Tactical Vehicle). Estamos ante medios pick-up,  tan populares en el Sahel, militarizados, que tiene una capacidad de carga útil de 1,3 toneladas y una autonomía de unos 1.000 kilómetros, sin repostar, según el fabricante. La versión entregada a Mauritania, a tenor de las fotos, es la de cabina simple, que permite transportar dos personas (conductor y acompañante) en el interior y a otras 8 personas en la caja.  Este vehículo es especialmente eficaz para las misiones de patrulla, enlace, transporte de personal/carga, y vigilancia y reconocimiento, que son las típicas que se realizan en las amplias regiones desérticas y semidesérticas del Sahel.

Mauritania, país de entrada al Sahel, es una pieza esencial para la seguridad de la zona, tanto Francia, como España, colaboran en aumentar las capacidades de sus FAS (Fuerzas Armadas), para enfrentarse a los terroristas islámicos y a las diferentes facciones y bandas criminales que entran en su territorio desde el fronterizo Mali.

París tiene como uno de sus principales objetivos reforzar las capacidades de la fuerza G5 Sahel, buscando financiación adicional, tras el visto bueno que obtuvo por parte del Consejo de Seguridad de la ONU en junio de 2017 para que los cinco miembros, apoyados por Francia, creasen una fuerza antiterrorista conjunta que se espera llegue a tener 10.000 efectivos.

Los medios franceses, en los que el tema Sahel es concurrente, afirman que los 250 millones necesarios para activar la fuerza conjunta del G5 Sahel, ya han sido teóricamente obtenidos.  Así, a los 10 millones que ponen cada uno de los Estados miembros se suma la promesa de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos de aportar 100 y 30 respectivamente, el compromiso de la Unión Europea de aportar 50, y de los Estados Unidos que entregaría 60 en ayuda bilateral a los  países del G-5 Sahel. (Julio Maíz Sanz)

Fotografías:

·Parte de los ALTV entregados al Ejército de Mauritania. Foto Embajada de Francia en Mauritania.

·El Jefe de Estado Mayor de Mauritania, junto al embajador francés Joël Meyer, durante la entrega de los ALTV. Foto Embajada de Francia en Mauritania.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.