Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Fuerza Aérea de Mali recibe dos aviones chinos Y-12E

Uno de los países claves del problemático Sahel, la Republica de Mali, acaba de reforzar su pequeña fuerza aérea con dos aparatos chinos Harbin Y-12E. Estos transportes ligeros servirán para apoyar la dura lucha que libra el Gobierno de Bamako contra el terrorismo islámico, con el apoyo principalmente de Francia y otras naciones occidentales,  como es el caso de España.

El contrato de adquisición se mantenía en secreto, hasta que el pasado mes de agosto se tomaba una foto de uno de los aparatos en China, que posteriormente saltaba a la redes sociales, que mostraba a un Harbin Y-12E pintado con el camuflaje desértico en dos tonos de color arena, y las insignias del Malí. También se podía apreciar, que portaba una matrícula provisional china, para realizar las pruebas de vuelo y aceptación.

El pasado día 18 de septiembre el citado aparato, junto a otro idéntico, aterrizaban en el aeropuerto de Malta en vuelo de entrega, camino de Mali. Durante la escala se pudo ver que portaban  las matrículas malienses TZ-WAA y TZ-WAB, aunque podrían ser provisionales. Según fuentes maltesas sendos aparatos iban operados para este largo vuelo de traslado por personal de la empresa norteamericana Southern Cross Aviation.

El  Y-12, que es de facto la copia del aparato canadiense de Havilland Canada (actualmente integrada en Bombardier) DHC-6 Twin Otter, es construido por la empresa Harbin Aircraft Manufacturing Corporation (HAMC) que tiene sede en la ciudad de Harbin, situada en la provincia de Heilongjiang, al noreste de China. Estamos ante un magnifico sistema que puede operar desde pistas no preparadas, factor esencial en el Sahel, y que tiene una carga de pago de 5.700 kg, que incluiría los 18 pasajeros que puede llevar la variante Y-12E, además de su tripulación que consta de piloto y copiloto.

La llegada de los aparatos al país es un elemento clave para la modernización y expansión de la modesta Fuerza Aérea de Mali. Así además de estos transportes ligeros, se sumaba el pasado mes de octubre el primero de los dos H215 Super Puma encargados a Airbus Helicopters, y en diciembre un avión de transporte táctico, Airbus Defence and Space (DS) C295W fabricado en San Pablo (Sevilla), como ya informó defensa.com.

La otra gran apuesta, dentro de las limitadas posibilidades económicas del Gobierno de Bamako, es la programada  incorporación de seis aparatos turbohélices Embraer A-29 Super Tucano, que darán una magnifica capacidad de ataque ligero a la Fuerza Aérea de Mali, además de poderse usar como entrenadores y aparatos de vigilancia en el amplio Sahel.

También se espera la próxima entrega de, al menos un helicóptero,  procedente de Rusia, en concreto del modelo de ataque al suelo Mi-35M. La adquisición de este material se hacía pública en 2016, y en marzo de este año se podía ver volando uno en las cercanías de la factoría de Russian Helicopters, donde se fabrica, luciendo el referido camuflaje y las insignias de la Fuerza Aérea de Malí. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Uno de los Y-12E de Malí, durante sus pruebas de vuelo en China. Foto. Skerryer.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.