Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La fórmula turca para el transporte aéreo de autoridades que libera de cargas a su Fuerza Aérea

El primer ministro de TurquíaBinali Yildirim, llegaba a España la semana pasada a bordo de un moderno Airbus A330-200, que pertenece a la flota de transporte VIP del Gobierno de Turquía y no a su Fuerza Aérea, como sería el caso español y de la mayoría de los países latinoamericanos. Aunque Turquía cuenta con la segunda fuerza aérea más poderosa de la OTAN, por su número de aparatos, sus principales aviones de  transporte VIP (que utilizan el presidente de la República, el primer ministro, y otros miembros del Gobierno),  dependen de un servicio propio del Gobierno de Turquía, de hecho en el fuselaje de estos reactores vemos “Tükiye Cumhuriyeti”  (República de Turquía).

Esta flota de aviones comerciales depende de la gestión de la línea de bandera Turkish Airlines, si bien existiría una importante vinculación con las poderosas  FAS (Fuerzas Armadas) de Turquía para el manejo y sostenimiento de dichos sistemas, dado que en buena parte están dotados con múltiples sistemas de comunicaciones, varios encriptados,  además de, según algunas fuentes turcas, con sistemas de autodefensa.

 

En concreto el A330-200 que  aterrizaba en la Base Aérea de Torrejón (Madrid) el pasado día 24 de abril, que lleva la significativa matrícula civil TC- TUR,  es junto a un A340-500 adquirido de segunda mano  a Túnez,  el principal avión de esta flota, como denotan las múltiples antenas de comunicaciones de todo tipo que llevan principalmente en la parte superior del fuselaje, operando con el código radio o callsign “Turkish Republic One-Heavy”, que utiliza cuando va a bordo el presidente de la República de Turquía.

 

La flota VIP turca también cuenta con un Airbus A318,  dos A319 CJ, que también estaría modificado con sistema de defensa contra misiles, y un Bombardier CRJ-200, además se apoya en los aviones VIP, más pequeños y pertenecientes a  la Fuerza Aérea turca THK (Türk Hava Kuvvetler) como son dos Gulfstream Aerospace G550,  dos Gulfstream G-IV y otros tantos Cessna Citation V.

 

Este esquema de gestión sería óptimo para España, de forma que no  fueran los exiguos presupuestos del Ejército del Aire sobre los que se cargue ni la adquisición ni el sostenimiento/mantenimiento de estas imprescindibles, pero caras,  flotas de aviones VIP. De hecho, una de las actuales necesidades de la institución castrense española es la sustitución de, al menos, algunos de los Falcon 900 que utiliza su 45 Grupo de Fuerzas Aéreas, responsable del transporte VIP español, por aparatos más modernos que cuenten sobre todo con una mayor autonomía de vuelo. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Aterrizaje del A330 matrícula TC-TUR del Gobierno de Turquía en la madrileña Base Aérea de Torrejón. Foto: Julio Maíz/defensa.com.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.