Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Filipinas da de baja uno de los navíos de combate más antiguos del mundo

El pasado 15 de marzo la Fuerza Naval de Filipinas retiraba del servicio activo al vetusto navío fragata/patrullero Rajah Humabon (PS 11), que entró en servicio en 1943, en plena Segunda Guerra Mundial. Entregado a la marina de los Estados Unidos con el nombre de USS Atherton (DE-169) por los astilleros Federal Shipbuilding and Dry Dock Company el 29 de agosto de 1943, fue uno de los 72 destructores de escolta de la clase Cannon que se construyeron en Estados Unidos, de los que seis se entregaron directamente a la Marina Militar de la entonces Francia Libre.

Su principal misión fue la antisubmarina, dado que por aquel entonces se libraba la Batalla del Atlántico contra los submarinos alemanes, tras el final del conflicto en 1945 se empezaron a transferir a varias marinas aliadas, incluida la de Brasil. Ya en los cincuenta se decidió dotar también con este material naval a Japón, en concretó a su  JMSDF (Japan Maritime Self-Defense Force), que recibió dos en 1955, el referido DE-169 y el USS Amick (DE-168).  Tokio los devolvió formalmente a la US Navy en 1975, que en 1976 acordó entregarlos a Filipinas, uno de sus tradicionales aliados en Asia, a través de un beneficioso procedimiento de EDA (Excess Defense Article), aunque previamente se llevaron a Corea del Sur para su modernización.

En 1980 los antiguos DE-168 y DE-169 se incorporaron a la Fuerza Naval de Filipinas  o Hukbong Dagat ng Pilipinas, que los designó como fragatas y los re-bautizó como BPR (Barko ng Republika ng Filipinas) Datu Sikatuna  (PF-5) y Rajah Humabon (PF-6). Tras una carrera no muy larga, en 1989 y 1993 respectivamente ambos fueron dados de baja, pero en 1995, ante la grave carencia de navíos de patrulla, se decidió que el BPR Rajah Humabon volviese al servicio activo,  tras ser modernizado en los Astilleros de Cavite por la empresa Hatch & Kirk Inc.

Se ha de tener en cuenta que los marinos filipinos tienen como principal cometido patrullar las de 7.107 islas que forman la República de Filipinas, que incluye hacer frente a los terroristas del Frente Moro,  lo que ha generado uno de los más antiguos conflictos asimétricos del mundo, y que ya en el siglo XXI se ha agravado con la presencia de ramificaciones de los terroristas islámicos de  Al Qaeda y el Daesh en Filipinas.

Así el navío volvió al servicio activo en enero de 1996, aunque con la designación de patrullero PS 11, por lo que se pintó en la parte delantera de su casco el numeral 11, que ha mantenido hasta su baja 22 años después.

De esta clase de navíos Filipinas  ya había recibido en 1967 el procedente directamente de los excedentes de la US Navy el USS Booth (DE-170), que sirvió con el nombre de BRP Datu Kalantiaw (PS-76), y que se perdió tras encallar en la costa de la Isla de Calayan el 21 de septiembre de 1981 a consecuencia del tifón “Clara”, pereciendo 79 de los 97 miembros de su dotación. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: El patrullero BRP “Rajah Humabon” (PS 11)  en 2010 durante unas maniobras con la US Navy. Foto: US Navy.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.