Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Derribado un Black Hawk de Arabia Saudita en Yemen

La cada vez más enquistada guerra en Yemen se cobraba el 18 de abril la vida de los 12 militares sauditas que volaban a bordo de un Sikorsky UH-60L Blackhawk, cuyo derribo anunció la fuerza de oposición hutíes. Posteriormente, un portavoz de la facción de las Fuerzas Armadas (FAS) yemeníes leales al  presidente  pro-saudita, Abdo Rabu Mansur Hadi, afirmaban se había derribado un helicóptero UH-60L de la aviación del Real Ejército de Arabia Saudita por error.

La aeronave estaba adscrita a la coalición árabe liderada por Arabia Saudí, que lucha para volver a controlar la totalidad de Yemen. Los informes indican que se trató de un error entre los sistema de identificación amigo/enemigo, más conocido por su designación en inglés  Identification Friend or Foe (IFF), del helicóptero de fabricación norteamericana  y un sistema antiaéreo Pantsir-S1, de diseño y fabricación rusa, que lo derribo. Dicho sistema antiaéreo no figura en el conocido inventario de las FAS de Yemen, por lo que se trataría de uno de los desplegados por los Emiratos Árabes Unidos al teatro de operaciones en agosto de 2015.

La aeronave que venía procedente de la vecina Arabia Saudita, tras ser alcanzada por el misil, cayó cerca de la base militar de Tadauin, en  la provincia yemení de Maareb, a unos 190 kilómetros al noreste de la capital, Saná, que controlan los rebeldes hutíes, y que la Coalición intenta ocupar. La comunicación se producía claramente para desmentir la información publicada unas  horas antes por el canal de televisión oficial de los hutíes, Al Masira, que afirmaba que sus unidades habían derribado el Black Hawk saudita. Según los hutíes, que son chiitas y están apoyados por Irán,  a bordo del helicóptero viajaban altos responsables militares de las fuerzas de la coalición.

El canal huti señaló el mismo escenario las cercanías del campamento de Tadauin, detallando que había sido derribado a cinco kilómetros de su pista de aterrizaje, y aunque es una zona controlada por la Coalición, tampoco sería descartable que una pequeña fuerza infiltrada lo hubiera derribado con un misil de tipo man-portable air-defense System (MANPADS).

Adicionalmente el mando de la coalición árabe (sunita) desde Riad, anunció a través de la agencia saudí SPA, que el derribo del helicóptero se cobró la vida de cuatro oficiales y de ocho suboficiales del ejército saudí. Arabia Saudí lidera una coalición militar, encabezada por los Estados del Consejo de Cooperación del Golfo (excepto Omán), que lleva luchando desde marzo de 2015 con el objetivo de reinstaurar a Hadi, derrocado por los hutíes en septiembre de 2014.  Las Fuerzas Armadas  sauditas están haciendo un gran esfuerzo para ganar una guerra que se alarga y que apunta a convertirse en un Vietnam para el Gobierno de Riad.

De acuerdo con las agencias humanitarias, ya han muerto más de 10.000 personas, la mitad de ellas civiles, y más de dos millones se han convertido en refugiados obligados a abandonar sus hogares. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Imagen de un UH-60L Blackhawk saudita. Foto: Ministerio Defensa Francia.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.