Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

China bota su primer portaaviones de construcción nacional

En medio de un gran despliegue mediático, la República Popular de China ha botado, el 26 de abril, su primer portaviones fabricado íntegramente en astilleros nacionales. El que será el segundo navío de este tipo del país asiático, desplaza 70.000 toneladas y tiene la designación provisional de Tipo 001A. La botadura del navío es un importante paso para la rápida modernización de la denominada Marina del Ejército Popular de Liberación chino. La ceremonia se ha producido coincidiendo casi con la celebración del 68 aniversario de la creación de la fuerza, aunque de facto esta marina militar no fue independiente del Ejército hasta 1988, cuando empezó a estar bajo mando de un marino militar.

Estamos ante el que será el segundo navío de este tipo con el que cuenta la armada china, tras el Liaoning, un portaaviones que, aunque se completó en China, fue construido en la entonces ciudad de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) de Mykolaiv (hoy de Ucrania).

El nuevo portaviones, que por el momento se designa de Tipo 001A, fue lanzado al agua ante la presencia de una alta representación militar y civil en uno de los astilleros de la empresa China Shipbuilding Industry Corp, en la localidad de Dalian (noreste de China).

El nuevo navío, que previsiblemente estará en servicio en 2020, está ya atracado en los muelles del astillero, donde será completado y bautizado previsiblemente con el nombre de Shandong, nombre de una provincia del norte del país. Posteriormente realizará las correspondientes pruebas de mar ya con una tripulación mixta de la constructora naval y la Marina del Ejército Popular de Liberación.

El nuevo navío Tipo 001A tiene 315 metros de eslora, 75 de manga y puede desplazar 70.000 toneladas, frente a los 337 metros de eslora y las 100.000 toneladas del nuevo portaaviones estadounidense USS Gerald R. Ford (CVN-78), que se entregará a lo largo de esta año a la US Navy.

El portaaviones chino es bastante rápido, ya que podrá navegar a una velocidad de 31 nudos, aproximadamente la misma que la del navío de los Estados Unidos, si bien este cuenta con la autonomía prácticamente ilimitada que le da su propulsión nuclear. El navío chino cuenta con un hangar más grande que el del Lianoing, en el que se basó el diseño, lo que le permite transportar y operar con más aviones de combate Shenyang J-15, y varios tipos de helicópteros navales.

Estamos solo ante los inicios del programa de diseño y fabricación de portaaviones en China, ya que en la ciudad de Shanghái está actualmente en construcción su tercer portaviones, de un nuevo diseño parecido a los de la US Navy, muy alejado del de los dos citados que proceden de proyectos soviéticos, aunque muy trabajados y modificados por los ingenieros chinos.

El presupuesto de Defensa de en 2016 fue de 215.000 millones de dólares, un 5,4% más que el año anterior.  Este año, en marzo, el Gobierno chino anunció que su presupuesto para la anualidad en curso se incrementaría en un 7%, teniendo en cuenta que la cifra real podría ser muy superior, una práctica que los Gobiernos de Pekín  llevarían años realizando, según expertos occidentales en el gigante asiático. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Momento de la botadura del nuevo portaaviones chino. Foto: People Daily.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.