Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Australia cierra la compra de 58 cazas F-35 más a Lockheed Martin en un contrato valorado en 11.600 millones de dólares

(defensa.com) Australia ha aprobado la adquisición de otros 58 aviones de combate F-35A a Lockheed Martin, en un acuerdo que asciende a 11.600 millones de dólares. La primera unidad llegará en 2018 y se espera que el primer escuadrón pueda entrar en servicio en la Fuerza Aérea de Australia (RAAF en sus siglas en inglés) en 2020.

De esta manera, el país podrá contar finalmente con un total de 72 F-35 después de que en 2009 se cerrase un primer pedido de 14 aviones, aunque igualmente no estarán listos hasta dentro de seis años. Las dos primeras unidades de este primer encargo se incorporarán a principios del año que viene al centro de formación estadounidense del F-35, la Luke Air Force Base, en Arizona.

Esta operación de compra de armamento es una de las más caras que ha llevado a cabo el gobierno de Australia, con la que pretende formar tres escuadrones de aviones de ataque operativos y uno adicional para trabajos de entrenamiento. Por otro lado, el gobierno también ha confirmado que invertirá 1.600 millones de dólares en reformar las bases aéreas situadas en Williamtown, en el estado de Nueva Gales del Sur, y la de Tindal, en Territorio del Norte, que serán los enclaves de origen para los nuevos F-35.

El país austral confirmó esta adquisición el miércoles a partir de las declaraciones de su primer ministro, Tony Abbott, quien  explicó que se trata de una necesidad para garantizar el papel de Australia como “potencia regional” y asegurar que mantienen una defensa “fuerte”. El acuerdo también comprende los servicios de mantenimiento de las aeronaves, el armamento estipulado y todo tipo de material de repuesto.

Australia también podría considerar la compra de más aeronaves para reemplazar a los 24 Boeing F/A-18F Super Hornet que en estos momentos opera la RAAF, por lo que podría haber un nuevo pedido que elevase el número total hasta el centenar de F-35.

Australia colabora en la financiación del programa del F-35 junto a otros siete países, liderados por Estados Unidos. De esta manera, el gobierno australiano confirma su total confianza y apoyo al controvertido proyecto, que ha estado sumido en un mar de dudas y de constantes incrementos de precio durante los últimos años. Aún así, el que ya es el programa de armamento más caro de la historia empieza a ver la luz y será este verano en Reino Unido cuando el F-35 realice su primer vuelto fuera de Estados Unidos con el debut en la exhibición aérea Royal International Tatoo. (J.Martínez)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.