Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los Apaches israelíes de nuevo en tierra tras un accidente mortal

La Fuerza Aérea de Israel (IAF) mantiene en tierra su flota de helicópteros de combate Apache, tanto los AH-64A como los AH-64D, tras un accidente mortal con uno de estos aparatos. Aproximadamente a las nueve de la noche del pasado 7 de agosto un helicóptero AH-64A Apache realizó un aterrizaje de emergencia en la base aérea de Ramon que se saldó con la muerte del piloto y heridas graves al copiloto. El helicóptero pertenecía al Escuadrón 190 de la IAF, conocido como “Magic Touch Squadron”.

La tripulación se comunicó por radio con la torre de control de la citada base informando de problemas con el control del rotor de cola y posteriormente iniciaron un aterrizaje de emergencia que se saldó con la muerte del piloto, el mayor David “Dudi” Zohar, de 43 años que se encontraba en la reserva. El copiloto, del que no ha trascendido la identidad, fue enviado al centro médico universitario Soroka dependiente de la universidad Ben Gurion en Beersheba.

La IAF opera actualmente 24 de los helicópteros AH-64A denominados “Peten” en Israel que comenzaron a llegar en 1990 y otros 20 AH-64D “Saraf” que empezaron a ser entregados por Boeing en 2005. En la citada base aérea de Ramon operan los dos escuadrones dotados con Apaches, el citado Escuadrón 190 que emplea los veteranos AH-64A y el Escuadrón 113 dotado de los más modernos AH-64D y que recibe el nombre de Escuadrón Hornet (Avispon). Hasta 2014 actuaban junto a los helicópteros AH-1E/F Cobra, bautizados en Israel “Tsefa” sin embargo tras treinta años de servicio, estos dejaron de emplearse en favor de UAVs armados con misiles.

Problemas  detectados

La Fuerza Aérea de Israel ha abierto una investigación para determinar las causas del accidente. Hay que recordar además que en junio la IAF dejó en tierra los Apache después de que a comienzos de mes se detectara durante una inspección rutinaria una grieta precisamente en las palas del rotor antipar de un helicóptero Apache. Tanto el fabricante estadounidense Boeing, como el Ejército de Tierra estadounidense comenzaron a colaborar con la IAF para detectar el origen del problema.

Los resultados de la investigación que comenzó el 13 de junio y estuvo a cargo del Depot 122 de la IAF con sede en la base aérea de Tel Nof no trascendieron si bien los helicópteros volvieron a volar en julio, siendo el vuelo accidentado uno de los primeros que se realizaban tras el levantamiento de las medidas cautelares.

Fuentes oficiales de la IAF afirman que no hay conexión entre este accidente y las causas que obligaron a dejar los helicópteros en tierra en junio. Igualmente se ha informado de que el rotor antipar del helicóptero había sido revisado y se le había dado el visto bueno.

En junio, la decisión de dejar en tierra los helicópteros fue tomada por el Jefe de Estado Mayor de la IAF, general Amir Eshel, que casualmente el pasado día 10 finalizaba su carrera militar tras cuarenta años de servicio y que fue sustituido en su cargo tras cinco años por el general Amikam Norkin, que fue nombrado oficialmente Comandante de la IAF en una ceremonia en su cuartel general, acto que contó con la presencia del ministro de Defensa Avigdor Lieberman y el Jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Israel (IDF), general Gadi Eizenkot. Norkin fue anteriormente responsable del Directorio de Planificación de las IDF y ha comandado diversos escuadrones de F-15 “Baz” y F-16I “Sufa” de la IAF además de responsable del Departamento de Operaciones. (José María Navarro García)

Fotos:

Uno de los modernos AH-64D israelíes (IAF)

El mayor David Zohar, fallecido en el accidente (IAF)

El major general Norkin (IAF)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.