Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Astrium fabricará los instrumentos de satélites de nueva generación para pronóstico meteorológico

(defensa.com) El organismo oficial francés de investigación espacial, CNES, acaba de adjudicar a Astrium, la segunda empresa mundial de tecnologías espaciales, un contrato de 230 millones de euros como contratista principal de los instrumentos IASI (Interferómetro de Sondeo Atmosférico por Infrarrojos) de nueva generación (IASI-NG).

Los IASI-NG formarán parte de los instrumentos de alta tecnología a bordo de los satélites MetOp Segunda Generación, que constituyen el segmento espacial del Sistema Polar de Segunda Generación de EUMETSAT (EPS-SG). Los satélites prototipo son desarrollados por la Agencia Espacial Europea (ESA) y serán operados por la Agencia europea de satélites meteorológicos EUMETSAT. El sistema EPS de primera generación, que incluye dos satélites MetOp actualmente en órbita y que fueron fabricados por Astrium, contribuye con un 40% de los datos obtenidos por satélites que se integran en los modelos de pronóstico meteorológico numérico (NWP).

Los datos IASI-NG se obtienen mediante mediciones efectuadas con ayuda de un espectrómetro de transformada de Fourier, la parte esencial del instrumento. Su misión especial consiste en llevar a cabo un barrido de las diversas capas de la atmósfera, a lo largo de toda su altitud, para obtener datos de gran precisión sobre la temperatura y humedad del aire. Esta información la utiliza en tiempo real por los encargados del pronóstico meteorológico, que se basarán en las elevadas prestaciones de IASI-NG (pues el instrumento aportará una precisión espectral y radiométrica que duplica la de la antigua generación) para mejorar de forma considerable la calidad y fiabilidad de sus previsiones.

Asimismo IASI-NG aportará datos sobre la concentración en la atmósfera de diversos gases como el ozono y el monóxido de carbono. Se trata de información indispensable para que los científicos puedan estudiar la química de la atmósfera. Su seguimiento hará posible vigilar en tiempo real la polución atmosférica, el estado de la capa de ozono y el efecto invernadero a escala mundial.

Fotografía:
Satélite MetOp-B


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.