Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Fuerza Aérea del Perú renueva con Leonardo el programa de soporte logístico para sus C-27J Spartan

La Fuerza Aérea del Perú, vía la Agencia de Compras de las Fuerzas Armadas (ACFFAA), ha adjudicado a Leonardo un contrato por aproximadamente 12,7 millones de dólares para renovar el Programa de Soporte Logístico Integral con “stock cero” para su flota de Aviones de Transporte Medio C-27J Spartan.

Este sistema, que se implementó por primera vez en 2016 vía un contrato de 25,9 millones de dólares, permite una relación directa con el fabricante, el cual proporciona la correspondiente garantía técnica, asegura un flujo constante de repuestos y partes originales, manuales y publicaciones técnicas y cubre el 100% del mantenimiento programado y no programado, generando un alto índice de operatividad. Los resultados operacionales de este sistema, que también se aplica con éxito a la flota de Viking DHC-6-400 Twin Otter y al Learjet 45XR,  son evidentes pues desde su llegada a la fecha, los C-27J Spartan operados por el Grupo Aéreo N° 8, ubicado en la Base Aérea “Mayor General Armando Revoredo Iglesias”, a un lado del Aeropuerto Internacional “Jorge Chávez”, registran - de acuerdo a información extraoficial - unas 9,100 horas de vuelo efectivo.

Los C-27J Spartan

La Fuerza Aérea del Perú adquirió, en el marco del Programa de “Recuperación de Capacidad de Movilidad Aérea Eficaz con Aeronaves de Mediano alcance y Mediana Capacidad de Carga”, 4 aviones de transporte medio Leonardo C-27J Spartan mediante 2 contratos: uno suscrito en noviembre de 2013 por un monto de 121,9 millones de USD y otro a fines de 2014 por 119,4 millones. El primer aparato, matrícula FAP-328, se incorporó 15 de marzo de 2015. La nave despego del aeropuerto de Turín, Caselle (Italia) para seguir la ruta a través de Keflavik (Islandia), Gander (Canadá), Freeport (Bahamas), Tocumen (Panamá) y aterrizar finalmente en el Aeropuerto Internacional “Jorge Chávez”. El segundo, matrícula FAP-329, se dio de alta el 11 de junio; y el tercero, matrícula FAP-330, el 13 de diciembre de 2015. El último, matrícula FAP-332, llegó el 7 diciembre de 2017.

El Offset asociado a ambas adquisiciones incluyó no solo un Programa de Adiestramiento de Pilotos que permitió desarrollar capacidades para operar en pistas cortos no preparados utilizando visores nocturnos y en Operaciones de Búsqueda y Rescate (SAR), sino también crear el Centro de Simulación de Mantenimiento Interactivo, que proporciona un Sistema de Entrenamiento Asistido por Computadora para la capacitación del personal de mantenimiento. Además, se implementó el denominado “Centro de Excelencia para el Diagnóstico Electrónico de Sistemas de Aviónica” en el Servicio de Electrónica (SELEC), diseñado para “lograr en forma progresiva un alto grado de independencia tecnológica que permita prolongar la vida útil y el tiempo de servicio de los sistemas electrónicos de la Fuerza Aérea”.

En su fase inicial, periodo comprendido entre agosto de 2015 y octubre de 2019, dicho centro realizo unas 50 reparaciones, logrando un ahorro estimado en 99%. Estas capacidades, permitieron al SELEC realizar, por ejemplo, la reparación de la EDCU (Engine Data Concentrator Unit ) de uno de L-100-20 Hércules del Grupo Aéreo N° 8 y, a fin de enfrentar la pandemia del Covid-19, de unos 100 respiradores artificiales del Ministerio de Salud (MINSA) y de ESsalud.

De otro lado, el contrato de Soporte Logístico Integral con “stock cero” de la flota C-27J Spartan suscrito en 2016 prevé en principio generar un Offset, en fase final de negociación por parte de la Dirección de Compensaciones Industriales y Sociales – OFFSET del MINDEF, orientado a dar al SELEC y al Grupo de Defensa Aérea (GRUDA) capacidades relacionadas al diagnóstico de los componentes de los Sistemas de Radar utilizados por la Fuerza Aérea. (Alejo Marchessini, Corresponsal de Grupo Edefa en Lima).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.