¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Sábado, 13 de julio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Presentada la quilla de la primer fragata Tamandaré para la Marina de Brasil

Quilla de la primer fragata Tamandaré para la Marina de Brasil.
Quilla de la primer fragata Tamandaré para la Marina de Brasil.

La Marina de Brasil y la Sociedad de Propósito Específico (SPE) Águas Azuis presentaron el pasado viernes oficialmente la "columna vertebral" de la primera fragata de la Clase Tamandaré para la Marina de Brasil, es decir, la quilla, pieza estructural que permite el montaje de las otras partes y módulos de la construcción. La presentación tuvo lugar durante la ceremonia "Keep Laying" en thyssenkrupp Estaleiro Brasil Sul (tkEBS), en Itajaí (Santa Catarina).

El acto estuvo presidido por el Comandante de la Marina, Almirante Marcos Sampaio Olsen y otras jerarquías navales. El Director General de Material de la Marina, Almirante de Flota Arthur Fernando Bettega Corrêa, destacó que las Fragatas Clase "Tamandaré" serán” naves de escolta versátiles con importante poder de combate, capaces de contrarrestar múltiples amenazas aéreas, submarinas y de superficie”

En el Programa de Fragatas Clase “Tamandaré”, las naves son construidas en bloques, por lo que en el caso de la Fragata “Tamandaré”, la primera de las cuatro que serán entregadas, el tendido de la quilla se caracteriza por el posicionamiento, en su obra, de un importante bloque estructural, que pesa alrededor de 52 toneladas y corresponde a la sala de máquinas de la parte delantera del buque, donde se instalarán dos motores, una caja de cambios y varias bombas y equipos auxiliares.

Las  fragatas Clase “Tamandaré”, que se espera sean entregadas a la Marina de Brasil  entre 2025 y 2029, tendrán un alto poder de combate y podrán proteger la extensa área marítima brasileña, con más de 5.7000 km², denominada “Amazônia Azul”, además de realizar operaciones de búsqueda y rescate y cumplimiento de compromisos internacionales. Se utilizarán para patrullar las aguas jurisdiccionales brasileñas, con énfasis en la inspección y protección de las actividades económicas, principalmente petroleras y pesqueras.

Fragatas Clase “Tamandaré”

Dos mil empleos directos y 6 mil indirectos deberán generarse en el pico de producción de las naves. La producción se realizará con al menos un 30% de contenido local en el primer buque, y un 40% en el segundo, lo que prevé una transferencia gradual de tecnología en ingeniería naval para la fabricación de buques militares y sistemas de combate y gestión de la plataforma en suelo brasileño. . Las fragatas estarán basadas en el proyecto alemán MEKO, ya utilizado en 82 buques en operación en armadas de 15 países.

Iniciado en 2017, el Programa de Fragatas Clase “Tamandaré” tiene como objetivo promover la renovación de la Flota con cuatro naves modernas, de alta complejidad tecnológica, construidas en Brasil.

El 27 de marzo de 2019, SPE Águas Azuis fue anunciada como la mejor oferta del Programa. Águas Azuis está formada por las empresas thyssenkrupp Marine Systems, Atech y Embraer Defensa y Seguridad. Un año después, la estatal Empresa Gerencial de Projetos Navais y la SPE Águas Azuis firmaron los contratos para la construcción de la Clase “Tamandaré”.

Se suscribió entonces el contrato principal para la adquisición y construcción en el país, de cuatro Fragatas, así como el contrato conexo, que trata del Acuerdo de Compensación. Este último tiene por objeto la transferencia de conocimientos y tecnología relacionada con el Sistema de Gestión de Combate y el Sistema Integrado de Gestión de Plataforma, así como cursos de operación y mantenimiento de estas futuras Fragatas. La primera, a entregar en 2025 será la F-35 “Tamandaré”, un año después se botaría la F-36 “Jerônimo de Alburquerque”, previéndose para 2027 recibir la  F-37 “ Cunha Moreira” y hacia fines de 2028 la F-38 “Mariz e Barros” y tener todas activas unos 18 meses después. (Javier Bonilla)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.