Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Policía Federal brasileña descubre una enorme red de contrabando de oro sacado ilegalmente Venezuela

La Policía Federal lanzó un nuevo operativo con el objetivo de desmantelar una organización criminal responsable del movimiento ilícito de oro desde tierras indígenas y desde Venezuela. Más de 70 policías federales están cumpliendo 40 órdenes de arresto, emitidas por el Primer Tribunal Federal de Roraima, con el pleno apoyo del Ministerio Público Federal. Existen cuatro órdenes de detención preventiva, 14 de allanamiento e incautación, seis para imponer vigilancia electrónica al imputado y 16 para decomiso de bienes.

Las investigaciones comenzaron en abril de 2019, cuando un vehículo con antecedentes de robo fue abordado por la Policía Militar en Pacaraima / Roraima, la agitada frontera entre Brasil y Venezuela. El conductor llevaba aproximadamente 35.000 dólares e informó que los montos se utilizarían para comprar oro de origen venezolano y que incluso había estado realizando este tipo de compra mensualmente durante al menos un año.

Este hombre fue remitido a la Policía Federal, que detectó antecedentes de la  situación con la de otros investigados en un operativo que se llevó a cabo tambié en  2019 y que constató la existencia de una organización criminal especializada en introducir oro venezolano en Brasil. Los involucrados disfrazarían el metal precioso de contrabando como “chatarra”, simulando su origen y calidad ; así habrían movido ilegalmente cientos de millones de dólares.

La investigación policial indica que esta organización también exportaría ilegalmente grandes cantidades de productos alimenticios a Venezuela, aprovechando la escasez allí imperante, con fuertes sospechas de que su pago se haría en oro,  que sería internalizado ilegalmente en Brasil. Para dar apariencia de legalidad a las cantidades de metal  derivadas de los delitos, el grupo haría uso de varias empresas ubicadas en Roraima. Hay indicios de la importación prohibida de más de 100 kg de oro venezolano, además del encubrimiento del origen de, al menos, casi 7 millones de dólares en este períodos y la probable explotación de metales preciosos en reservas indígenas brasileñas, en las que es habitual descubrir conductas fraudulentas en diversas Ongs e incluso en algunos líderes indígenas locales. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.