Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La implementación de una hidrovía entre Uruguay Brasil impone nuevos desafíos a la Armada Uruguaya

La visita a Río Grande do Sul, en las últimas horas, del subsecretario de Transportes y Obras Públicas uruguayo, Juan José Olaizola, acompañado por el Presidente de la Administración Nacional de Puerto de este país, Juan Curbelo, con el objetivo de verificar las medidas, procedimientos y logística necesaria para implementar una hidrovía entre el noreste uruguayo y los principales puertos de este estado brasileño, desde el oceánico de la propia ciudad de Río Grande, o el maderero de Pelotas, hasta- vía canal de San Gonzalo, que une las lagunas Merín y de los Patos- el de la capital, Porto Alegre, trasegando especialmente productos agropecuarios,forestales y agroindustriales, pondría a funcionar diversos resortes, entre los cuales, cual sería el papel de la Armada Nacional en este nuevo esquema.

Se plantean temas ambientales (aumento de efluentes y residuos, protección de los balnearios locales, encabezados por Lago Merín, etc.), cartográficos y de navegabilidad, estos a cargo de la respectiva Secretaría Técnica para este programa, que los deriva en el Servicio de Oceanografía, Hidrografía y Meteorología de la Armada (SOHMA) de la Armada Nacional Nacional Uruguaya-que tras 8 años de relevamientos, recientemente concluyó las tareas en torno a los afluentes uruguayos de la cuenca (ríos Río Tacuarí,  Yaguarón y Cebollatí)- y en la Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina brasileña. La Armada de Uruguay está finalizando la confección de las dos últimas cartas náuticas, a ser elevadas a su par de Brasil para su publicación conjunta, tras recolectar, además,  23 muestras de sedimentos para la caracterización del lecho lacustre y su posterior inclusión en la cartografía naval.

Más allá del dragado de algunos de los ríos y cursos de agua del lado uruguayo afluentes a la ya poco profunda laguna, y de la implantación de dos nuevas terminales portuarias (Tacuarí y La Charqueada), la Armada debe encargarse de la adecuada señalización náutica y el balizamiento en esta parte de la cuenca, además de dotar a algunos sectores de radares- básicos en su concepción, por un tema de recursos- y algunas unidades fluviales livianas adicionales para patrullaje y tareas conexas, así como quizá la eventual instalación de alguna estación hidro-meteorológica automática ,como las ya existentes del lado brasileño. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.