Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Fuerza Aérea de Brasil recibirá sus primeros KC-390 antes del próximo mes de julio

La Fuerza Aérea Brasileña deberá recibir en 2018 los primeros KC-390, de los que concluyó más del 97% del desarrollo previsto. Las dos primeras unidades, tercer y cuarto ejemplares estándar, respectivamente, serán entregadas al Ala 2, basada en Anápolis, futura sede de los Gripen NG y principal base de la aeronáutica de combate brasileña, antes de julio.

Los dos prototipos del KC-390 acumulan ya más de 1.500 horas de vuelo y 40.000 horas de pruebas en laboratorio. En diciembre el avión alcanzó la Initial Operational Capability (IOC), o capacidad inicial de operación. El IOC asegura las condiciones necesarias para el inicio de la operación del KC-390 de acuerdo con las necesidades de la FAB.

Como parte del IOC, Embraer recibió un Certificado de Tipo Provisional, garantizando la adecuación del proyecto a los requisitos de certificación de aeronaves de transporte. La expectativa es recibir en los próximos meses el Certificado de Tipo final, además de concluir los ensayos de las diversas funcionalidades militares, lo que permitirá recibir la Final Operativo Capability. Entre los ensayos finales están el lanzamiento de la carga, nuevos requisitos de reabastecimiento en vuelo, operación a temperaturas bajo cero y con nieve. El KC-390 ha sido diseñado para operar sin restricciones en cualquier ambiente operativo, en condiciones altas y calientes, así como en la Antártida en condiciones de hielo y en pista no preparada.

Recientemente los prototipos fueron sometidos a operaciones en los Emiratos Árabes y en Arabia Saudita, con temperaturas entre 45ºC y 49ºC, respectivamente. En los Estados Unidos fue sometido a congelación artificial, con temperaturas bajo cero. La expectativa de la FAB es recibir los dos primeros aviones de serie en junio. Los primeros aviones serán entregados con capacidad inicial, con condiciones de cumplir misiones de transporte logístico, lanzamiento de fardos y paracaidistas - tanto por la rampa como por la puerta, entre otras. Sin embargo, así como en todos los proyectos militares, la plena capacidad se obtendrá a lo largo de los primeros meses de servicio activo.

Además de los dos prototipos, también reservados, 28 aeronaves adquiridas por el gobierno brasileño componen la flota de la aviación de transporte de la FAB. En una segunda etapa, aún en los primeros meses de 2018, se realizarán operaciones en ambiente con hielo y nieve. El avión aún necesita cumplir con los requisitos de la FAB de operar en la Antártida, que reúne condiciones climáticas adversas y somete la aeronave a situaciones extremas de operación.

La conclusión del proceso de certificación se realizará en dos etapas; una de ellas establece la homologación del KC-390 en el ámbito de la aviación civil, que ya fue conquistada en la IOC. La certificación final de la ANAC y el logro de la IOC contemplan elementos básicos de la misión militar como características fundamentales para el vuelo, garantizando seguridad, calidad de vuelo, posibilidad de reabastecimiento en vuelo, transporte de cargas y lanzamiento.

La otra etapa implica la integración de todos los sistemas de  misión militar, y ya se inicia a partir de la entrega inicial del KC-390 a la Fuerza Aérea . Se prevén certificaciones complementarias de reabastecimiento en vuelo (REVO), operación de sistemas de guerra electrónica y lanzamiento de cargas pesadas. Con estos pasos finalizados, el KC-390 alcanzará la capacidad final de operación (FOC), estando disponible para satisfacer las demandas de los más variados operadores civiles y militares.

Con los equipos instalados, el KC-390 logra realizar hasta dos operaciones de reabastecimiento en vuelo, simultáneamente, garantizando una mayor operatividad con determinadas aeronaves dentro de un determinado paquete de misiones ,entre ellas el futuro Gripen NG, los F5M y los helicopteros Airbus H/225M

Como novedad, puede igualmente ser reabastecida por otras aeronaves de transporte. Con la posibilidad de transportar hasta 23,2 toneladas de combustible, el KC-390 está listo para recibir combustible de aeronaves suministradoras, como el KC-130 Hércules o incluso de otro KC-390. Por tratarse  de una propiedad intelectual desarrollada en Brasil, por cada jet vendido por Embraer, el Gobierno Brasileño va a tener un retorno financiero que puede ser nuevamente insertado en la economía, e inclusive en este tipo de proyectos.

El KC 390 sería también una ayuda muy importante para los vuelos SAR. Brasil tiene la responsabilidad de controlar y realizar misiones como éstas en un área equivalente a 22 millones de km2, que abarca desde la región costera del Atlántico, casi alcanzando el continente africano. Sumado a un radar de última generación, el KC-390 podrá localizar embarcaciones naufragadas con posibilidad de acompañar blancos y hacer el rastreo de más de 200 puntos simultáneamente, complementando a los nuevos Airbus  C-295 SAR, especializados en este tipo de misiones . (Javier Bonilla, corresponsal de Grupo Edefa en Rio de Janeiro)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.