Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Policía de Uruguay importó balas de punta hueca, prohibidas por acuerdos internacionales

El Ministerio del Interior de Uruguay adquirió hace casi un año 750.000 municiones de punta hueca, balas explosivas llamadas “dum-dum” cuyo uso, por sus efectos, está prohibido por las convenciones de Ginebra de derecho internacional humanitario y en Uruguay por el decreto ley 10.415. El senador opositor Javier García pidió informes, evaluando una posible convocatoria al Parlamento de los ministros del Interior, Defensa y Economía. Una resolución presidencial reservada del 8 de noviembre pasado autorizó de forma excepcional el uso de estas balas de punta hueca a la Policía.

La importación de municiones se hizo pese a la tenaz oposición del Ministerio de Defensa y el Ejército, cuyo Servicio de Material y Armamento (SMA), dependencia específicamente encargada del contralor de estas importaciones, no autorizó la emisión del certificado requerido, por lo cual se redactó el decreto presidencial.

Las balas de este tipo están diseñadas para expandirse en el impacto, a veces hasta el doble de su diámetro. Esto reduce la velocidad de la bala pero transfiere más de su energía cinética al objetivo, creando un canal de herida mayor. Por esta razón las balas que se expanden se utilizan a menudo en la caza, porque su poder de parada aumenta la posibilidad de una muerte rápida. La Policía, que de hecho ya está utilizando informalmente balas de punta hueca desde que incorporó pistolas Glock, aduce que este tipo de bala evita el “efecto rebote” y no continúa su trayectoria. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.