Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


La Armada de Chile descarta adquirir AS332L2 Super Puma Mk II, pero renovará parte de sus helicópteros livianos

El Proyecto “Gaviota” de la Armada de Chile está por materializarse. Este proyecto busca renovar la flota de helicópteros livianos que opera la Aviación Naval. En efecto, hemos podido confirmar que ya han sido aprobados los análisis técnicos y financieros presentados por la Armada al Ministerio de Defensa, restando por obtener la autorización de empleo de los fondos por parte del Ministerio de Hacienda. Decimos empleo de los fondos, pues estos están disponibles y corresponden a aquellos provenientes de la Ley de Navegación, es decir, son recursos que están destinado a las labores propias de la Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante, cuyas tareas son apoyadas por estas aeronaves. Se espera que  Hacienda autorice el gasto durante el primer semestre del año 2018. Esta autorización se basa en criterios técnicos, relativos a la mejor administración de los fondos generales de la nación. En todo caso, no está de más recordar que en marzo próximo hay cambio de Gobierno, con todo lo que eso puede significar.

Las mismas fuentes nos aclararon que el proyecto sufrió un cambio relevante en vista de los costos involucrados. Originalmente se pretendía obtener unidades nuevas, que serían seleccionadas de las ofertas presentadas por Bell Helicopter, Agusta Westland y Airbus Helicopters, de acuerdo al panorama que se presentó durante FIDAE 2016, tal como informamos en esa ocasión. Hoy el objetivo sería obtener un mínimo de cuatro aeronaves, todas ellas usadas. De este modo se reemplazarían los UH-57, permaneciendo en operación los BO-05 "Bolkow". El monto del proyecto no fue revelado, pero estaría cercano a los USD 10 millones, lo cual permitiría incorporar helicópteros de la década del 2000 y comienzos del 2010. Un punto relevante que también pudimos aclarar es que la Armada no ha llamado, ni espera llamar en un corto plazo, a una licitación por aeronaves tipo Super Puma, debido a la falta de fondos para ese tipo de requerimientos.

El helicóptero UH-57B "Jet Ranger" entró en servicio a mediados de 1970, donde cumplió el rol de ataque antisubmarino con torpedo Honeywell MK-44. Los primeros cuatro modelos incorporados corresponden al SH-57A. Posteriormente entre los años 1978 y 1981 fueron incorporados otros cuatro helicópteros, dos de ellos transferidos desde la Brigada de Aviación del Ejército de Chile. Actualmente quedan cuatro de estas unidades en operación, destinados a tareas de instrucción básica de vuelo, operaciones a bordo de buques de la Armada y SAR en línea de costa. Por su parte los tres helicópteros BO-05, realizan labores de SAR y son empleados durante la Campaña Antártica que se realiza anualmente desde noviembre y continúa hasta abril del año siguiente. (Roberto Sandoval Santana, corresponsal de Grupo Edefa en Chile)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.